UU.AA. inicia el jueves una serie de protestas ante las plantas de las principales industrias lácteas para pedir que el precio que pagan a los ganaderos repercuta la subida que han experimentado los costes de producción.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
ALBERTO LÓPEZ

Solo la subida que ha experimentado el precio del pienso en el último año ha encarecido en 2,63 céntimos producir un litro de leche. Y, teniendo en cuenta que los ganaderos gallegos son incapaces de repercutir ese aumento en lo que perciben por su producción, eso ha provocado el cierre de cerca de 400 explotaciones en solo un año en la comunidad. Estos son los datos presentados por Unións Agrarias, que ayer hizo un llamamiento a todos los ganaderos gallegos para participar en la concentración que se celebrará mañana jueves delante de la planta del grupo Lactalis en Lugo y a la que se han sumado otras organizaciones como COAG o ASAJA, representada aquí por la Asociación Agraria de Galicia. Porque para el sindicato, las industrias lácteas son las únicas que no están colaborando para buscar una salida al problema. «Determinadas industrias non aplican o que di a lei da cadea e non se está cumprindo o de que ninguén debe cobrar por debaixo dos custes de produción», aseguró Félix Porto, coordinador de UU.AA.

Porto sostiene que desde la Xunta al ministerio, pasando por la gran distribución, todos han arrimado el hombro para tratar de buscar una salida justa a la desorbitada subida que están experimentando los costes de producción de los ganaderos gallegos. Solo en pienso, por poner un ejemplo, una explotación que produzca 30.000 kilos de leche al mes tendrá que pagar 800 euros mensuales a mayores. Esto significa que producir un litro de leche le costará al ganadero 2,63 céntimos más. Ante esta situación, «Lactalis ofrece unha suba irrisoria dun céntimo e Larsa utiliza torticeramente os datos da suba de prezos que está aplicando aos gandeiros», explica Porto. Por eso la formación quiere hacer un llamamiento al sector, para que participe en las concentraciones que tendrán lugar mañana jueves delante de Lactalis y el próximo día 16 ante la planta de Larsa en Lugo.

Todos estos incrementos han provocado que en el último año hayan cerrado en Galicia cerca de 400 explotaciones. El problema es que, lejos de mejorar, se prevé que la situación empeore. «O incremento dos custes de produción é brutal, so en alimentación os gandeiros gastan un 26 % máis que hai un ano e a previsión é de que esa suba sexa do 40 % nos próximos meses», añadió Óscar Pose, secretario de leche de la formación. A eso hay que sumarle que el precio de la energía creció un 34 % y que el de plásticos y fertilizantes, que por ahora se mantiene, podría dispararse hasta en un 50 % en los próximos meses.

Frente a todos estos incrementos, el precio de la leche apenas ha subido un 4 %, «pero Galicia segue á cola de España no prezo que perciben os gandeiros polo litro de leite e España, á cola de Europa», añadió Pose. En otros países, los ganaderos están percibiendo hasta 38 céntimos por litro, frente a los 33 o 34 que se pagan en España y los 32 de Galicia. Al mismo tiempo, Pose criticó que, en los últimos años, la industria se está beneficiando de la revalorización que están viviendo productos como la mantequilla o la leche en polvo, cuyos precios han subido entre un 30 y un 40 % de media. «Actualmente, as industrias perciben 9 céntimos máis por litro de leite pola revalorización doutros produtos», añade Pose. Sin embargo, y a pesar de que la distribución ha incrementado hasta en tres céntimos lo que paga por un litro de leche, «as industrias estanse a quedar con esa suba», critica. Culpa, principalmente, a Lactalis y Larsa, que se abastecen de más de 3.000 productos gallegos, y cuya actitud «supón un atranco para que outras industrias suban o prezo». Por eso anima a los ganaderos a presentarse mañana jueves delante de la planta de Lactalis en Lugo. «Lactalis está intentando presionar aos gandeiros para que firmen contratos subindo un euro o prezo. Esa é unha sentenza de morte para as explotacións», sostiene Pose. Tampoco está de acuerdo con las tesis de Larsa, a la que acusan de «terxiversar os datos» sobre lo que paga a sus ganaderos. Por eso saldrán mañana a la calle. Y esta será solo la primera de una serie de protestas.

Protestas del sector cárnico

También los ganaderos del vacuno de carne están inmersos en una serie de protestas, que comenzaron hace más de un mes en Santiago de Compostela regalando carne a todo el que pasaba el lugar. Sus reivindicaciones son las mismas que las de los ganaderos que se dedican a la leche: que les paguen un precio justo por sus productos que les permita afrontar la subida de los costes de producción. En esta ocasión, la protesta será en Ourense y dará comienzo a las once y media de la mañana.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas