Se quejan de falta de pago oportuno, no respetar precio de garantía, contrabando del producto y decisión de importar 20 mil toneladas de lácteo desde EU; les dan $7.90 por litro y afuera la compran a $13, reprochan; les pegan sequía y altos precios de insumos; venden hatos para salvar lo que les queda, aseguran.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Un hombre ve una vaca muerta en Ramos Arizpe, Coahuila, en junio pasado.Foto: Cuartoscuro

Productores lecheros del país se encuentran en riesgo de quiebra, debido al incumplimiento del Gobierno federal con el pago oportuno del producto y al no respetar el precio de garantía, por la inflación, por el contrabando de producto, la sequía y la adquisición de 20 mil toneladas de leche en polvo a Estados Unidos, denunciaron empresarios de Chihuahua y Jalisco.

Esta situación que, señalaron, constituye una “tormenta perfecta”, pone en peligro el abasto de leche en el país, incluido el suministro a través del programa de abasto del Gobierno.

Santos Anchondo, líder de pequeños productores lecheros de Chihuahua, alertó que el Gobierno está acabando con los productores, y esta situación se acentúa con la decisión de importar cerca de 20 mil toneladas de leche en polvo, afectando a la industria nacional.

“Lamentablemente es lo que marcan ellos, qué es lo que entra, pero sabemos que entra mucho más porque, entrando leche así legalmente, es mucho más lo que entra de contrabando. Siguen entrando y eso lo pone (al productor nacional) en una situación desventajosa, porque Liconsa ya no le va a comprar, porque tiene lo suficiente de otro país y más cara; y nosotros, sin embargo, es leche fresca y de buena calidad, porque tenemos todos los barridos y lo que representa para nosotros.

Ya estamos en peligro de acabar con los hatos lecheros por el bajo precio en la leche y lo caro de los insumos, y con esta inflación. Está reventando Aguascalientes, varias partes de La Laguna, de Jalisco
Santos Anchondo, Líder de pequeños productores lecheros de Chihuahua

“Estamos hablando de 20 mil toneladas; sí es una cosa que nos va a pegar a todos los sectores lecheros del país”, advirtió el líder ganadero.

Adicionalmente, la sequía que afecta al norte del país representa una desventaja para los ganaderos, que deben pagar altos volúmenes de líquido para alimentar a sus vacas, y los agricultores para cosechar pasturas.

“Ya estamos en peligro de acabar con los hatos lecheros por el bajo precio en la leche y lo caro de los insumos, y con esta inflación tan alta… Ya empezó a llover en partes, nomás nos queda doblar la rodilla y pedirle a diosito y a la virgencita que siga la lluvia”, expresó.

Acusó que no solamente enfrentan los precios bajos que paga Leche Industrializada Conasupo (Liconsa), sino que ahora la inflación también incrementó de manera importante los insumos para la producción, pues aunque, en general, es de ocho por ciento, en los artículos propios de su actividad hay incrementos de hasta 180 por ciento.

“Si la inflación está en ocho por ciento, usted sabe, una bobina de alambre que nos servía para empacar la pastura para nuestras vacas, que nos costaba 750-900 (pesos), ahorita anda en dos mil 100, dos mil 200 pesos.

“Un costal de alimento concentrado, que costaba 188 pesos, ahorita vale 375; es alimento balanceado. Además de eso, el maíz rolado, que también se usa mucho, anda arriba de 300 pesos; las medicinas subieron mucho: unas que costaban 150, ahora cuestan 350-400 pesos. Los insumos que usamos aquí para los cultivos y los forrajes cuestan hasta tres mil 750 y antes valían mil 500, mil 800 pesos”, denunció Anchondo.

Todo esto ha provocado que muchos productores se vean obligados a rematar su hato para tratar de salvar lo poco que les queda.

“Imagínese: comprar la leche en polvo, cuando tenemos las vacas aquí en México y más barata. Según ellos, la consiguieron a 13 pesos por litro en el extranjero, y hablamos de leche dudosa -usted sabe cómo es la leche de origen dudoso-, pero todavía les falta flete; entonces, la compran a 13 pesos, pero sube a 15. Ahorita está reventando Aguascalientes, están reventando varias partes de La Laguna, de Jalisco, donde unos que teníamos 150-180 vacas, ahora nomás tenemos 15.

“Cuando digo que me entra la tristeza es que se van las vacas en seis o siete mil pesos, cuando valen 25; se van al rastro”, lamentó.

Aunque el Presidente Andrés Manuel López Obrador asegura que su Gobierno paga un precio de garantía para la leche en el país de 10 pesos por litro, Liconsa paga sólo 7.90 pesos y, por “incentivos”, puede ir incrementando el pago a los ganaderos.

El precio de garantía mínimo de 10 pesos no existe, es una mentira, nunca se ha cumplido; lo que está pasando en Liconsa es que hay un precio de 7.90 más incentivos
Eduardo Ron Ramos, Diputado local de MC

“El precio de garantía mínimo de 10 pesos no existe, es una mentira, nunca se ha cumplido; lo que está pasando en Liconsa es que hay un precio de 7.90 más incentivos, y unos de éstos son células somáticas, niveles de proteína y de grasa (parámetros de buena calidad del producto)”, explicó Eduardo Ron Ramos, diputado de Movimiento Ciudadano en Jalisco y presidente de la Comisión de Ganadería del Congreso local.

Añadió que, al incumplimiento del Gobierno federal, se le agregan factores externos, como la crisis económica, e internos, como la sequía, y se forma una “tormenta perfecta”.

“Claro, está pegando muy fuerte la sequía. Con los precios de granos arriba y el precio de garantía tan abajo, el sector lechero está muy molesto con las mentiras del Presidente; entonces, tienes los elementos para una tormenta perfecta”, detalló.

Advirtió que las empresas privadas han sido más inteligentes, pues al pagar más por la leche, le están arrebatando ese mercado a Liconsa que, además, a través de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), “se encuentra metida en graves problemas por la administración anterior de Ignacio Ovalle, que este gobierno no solamente no lo sancionó, sino que hasta lo premió”.

Sobre la falta de productores que vendan leche a Liconsa, estimó que sólo en Jalisco el 30 por ciento de los mil 300 ganaderos que vendían al gobierno abandonaron ese esquema. Esto puso en riesgo el programa de abasto de lecherías a lo largo y ancho del país.

“Los productores que eran de Liconsa le están vendiendo a la industria porque les pagan mejor que Liconsa. Entonces, ¿qué hace el Presidente cuándo está en riesgo su programa de abastecimiento de leche barata? Sale a EU a comprarla, pero lo peor es que la está comprando muy cara, a 13 pesos el litro, ya con los costos de importación; es ilógico, pues”, planteó.

Esta situación también genera desconfianza entre los productores, porque, dijeron, se negoció con el secretario de Agricultura de EU, Tom Vilsack, quien fue presidente de la Asociación de Exportadores de Leche de ese país, por lo que podría haber negociado para beneficiar a sus exsocios comerciales.

A pesar de todo, los productores de leche reconocen que, con el cambio en Segalmex y Liconsa, ahora se muestra mayor compromiso por cumplir el precio de garantía.

“Ya se comprometió el actual director de Liconsa, Antonio Talamantes, y también lo vi en muy buena disposición, a elevar el precio (de garantía) de 7.90 pesos a arriba de 9.20, más incentivos, en menos de dos meses, esperando que esto se cumpla porque, si no, nos vamos a ir a las calles”, advirtió Ron Ramos.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas