En alegatos ante el TDLC, Fedeleche y Aproleche cuestionaron esta señal, después que la autoridad detectara que ciertas condiciones comerciales en la compra de leche no se estaban cumpliendo.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Un intenso debate se dio esta mañana en la audiencia vía remota por el acuerdo extrajudicial entre la Fiscalía Nacional Económica, Soprole y Prolesur, en el contexto del convenio para cautelar la libre competencia en el mercado de la leche fresca.
En una investigación de la FNE en el 2018, fiscalizando el cumplimiento de la Sentencia N°7/ 2004, se detectó que las firmas aplicaban en las compras de leche fresca a productores algunas condiciones comerciales que no habían sido informadas en sus “Pautas de Pago”. Por lo cual la fiscalía decidió que deberán pagar a beneficio fiscal 600 Unidades Tributarias Anuales (UTA)cada una, las que en su conjunto totalizan poco más de $ 725.000.000.
Ambas empresas volvieron a reconocer la existencia de contratos a los cuales podían optar algunos productores y los términos generales del acceso, y que algunas de las condiciones de compra no fueron publicadas en las respectivas pautas de pago, ni se incorporó la existencia de un mecanismo de estabilización de precios celebrado con un proveedor, ni los requisitos para acceder a esta modalidad. Sin embargo, señalaron que actuaron de buena fe.
“Mi repersentada pudo haber cometido algunos errores respecto a no haber explicitado en la pauta del pago todas y cada una de estas cuestiones, pero lo hizo con convicción de que trabajaba de forma correcta”, señaló el abogado de Soprole.
A pesar de ello, no se detectó que, dada la falta de publicación de ciertas condiciones comerciales, hubieran tratado de modo diferente a productores que se encontraban en igual o similar situación.
Sin embargo, tanto la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche) y la asociación Gremial de Productores de Leche (Aproleche) demostraron su descontento con el acuerdo extrajudicial, con duros alegatos tanto a la FNE, como a las firmas cuestionadas.
Primero fue el turno de Fedeleche a través del abogado Tomás Menchaca, quien señaló que el acuerdo no solo implica una falta de respeto al Tribunal de Defensa de Libre Competencia (TDLC), sino que no lograba cautelar, en modo alguno, la libre competencia en los mercados.
Pero, “lo más grave no es eso, se está cohonestando que Soprole/Prolesur sigan con las mismas prácticas restrictivas. (…) Podrá seguir discriminando arbitrariamente precios y podrá seguir celebrando pactos anticompetitivos. El único cambio es que ahora dice que lo consignará en sus pautas, como siempre debió hacerlo”, dijo Menchaca.
También consignó que se estaría entregando una “gravísima” señal al mercado, donde se interpretaría que una empresa puede infligir la competencia y quedar impune con una multa menor.
“Lo que hicieron Soprole y Prolesur fue precisamente lo que se quiere evitar, discriminar anticompetitivamente los precios y evitar la modalidad de los productores. No lo hicieron por error sino para apropiarse de buena parte del excedente del productor”.
Tras ello fue el turno de Aproleche, asociación que destacó que el monto a pagar era bastante más bajo respecto al periodo en que se habría infringido la ley. “Se está celebrando un acuerdo extrajudicial sobre un objeto ilícito”, dijo el abogado Rodrigo Henríquez.
Ahora, solo faltaría la resolución del TDLC ante la causa y aprobar o rechazar, el acuerdo extrajudicial entre la FNE, Soprole y Prolesur los próximos días.

Te puede interesar

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas

Cerrar
*
*