La colateral de Conaprole, ante el aumento en las temperaturas, que ocasiona estrés calórico, pone a disposición de los productores socios soluciones a medida en materiales para sombra, como comederos diarios y corrales de espera.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Néstor Pérez, encargado de la Unidad de Negocios e Infraestructura de Prolesa, destacó que el estrés calórico luego se paga “en litros de leche”, debido a que no solo come menos, sino que también está menos tiempo en la zona de alimentación, un problema “que se repite todos los años”, indicó.

Además, agregó que la colateral de Conaprole ofrece soluciones de distinta escala, según las necesidades del productor.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas