Calma y previsibilidad serían las dos palabras que mejor resumirían el ánimo.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

A las 11 de la mañana Ércole Felipa, Pablo Villano y Daniel Lorenzatti por el sector industrial, Paula Español por la Secretaría de Comercio y Jorge Solmi por el Ministerio de Agricultura y Ganadería sellarán un acuerdo macro que se viene gestando desde hace meses y atravesó por muchas dificultades para llegar a buen puerto.

Ya en abril anticipábamos que estaba todo listo para rubricar un convenio que garantizaría el acceso de un volumen importante al programa de Precios cuidados al mismo tiempo que se quitaría a los lácteos de Precios Máximos y se garantizarían los negocios de exportación.

Ese convenio que ya tenía casi todo arreglado para salir al ruedo sufrió inconvenientes en los detalles, el volumen de leche cruda equivalente en productos, el número de empresas que se sumarían y la territorialidad para que no se limite todo a los conurbanos más importantes.

En estos puntos todos destacan el trabajo e insistencia de dos actores, el ministro Basterra y el presidente del CIL, que cada uno por su lado insistió en avanzar pese a lo difícil que se ponía el acuerdo cuando se entraba en los detalles.

A partir de hoy quedará por ver si su implementación logrará traer esa calma y previsibilidad que el sector requiere y poder avanzar hacia soluciones más de fondo que afectan a la cadena.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas