Argentina |12 abril, 2019

láctea | ¿Qué exige una empresa láctea que paga SIGLEA más un 10%?

“La calidad sin duda que es un buen negocio, no solamente para lo que es el tambo en sí, es muy buen negocio en general, para el productor y para la industria”, enfatizó el ingeniero agrónomo Gonzalo Tentor, asesor en calidad de leche, quien disertó en una jornada sobre Buenas Prácticas en el Tambo realizada en Córdoba.

El viernes 29 de Marzo el Aula 12 Sur de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba fue el escenario de la 2° Jornada Técnica “Lechería de Precisión y BPAs”, organizada por el Centro de Transferencia de Tecnología “Tambo Plus”, de la Cátedra Producción de Leche de esta Facultad. En esa oportunidad, el ingeniero Tentor (foto), asesor en calidad de leche de la empresa Helacor disertó sobre Buenas Prácticas en el Tambo y acompañó con su visión en lo que hace a implementación de la Guía BPT en tambos a dos de los remitentes de la empresa que asesora, Nicolás Barrea y Darío Brunotto.

Conceptualmente para el ingeniero Tentor, la calidad de leche tanto en lo higiénico-sanitario como en lo composicional es “un reflejo de cómo estamos haciendo las cosas dentro del tambo, por ende una buena calidad de leche implica animales sanos, animales bien alimentados, una buena gestión en lo que es prevención de mastitis, y también cuando se busca calidad composicional, con altos niveles de sólidos, en definitiva garantizar una leche segura, con bajos niveles de recuentos bacterianos, ya que todo eso tiene impacto en el proceso productivo de cada producto lácteo”.

La empresa Grido es objeto de estudio en el mundo del helado. “Desde hace varios años tengo la misión de hacer el mejor trabajo del mundo con todo lo que esto implica, trabajar con todos los proveedores y el último desafío que afrontamos fue empezar a trabajar con los productores de leche. Grido entiende que para el productor entregar la calidad de leche que se necesita, requiere inversión, tiempo, esfuerzo y este trabajo que se hace en los tambos, debe tener recompensa”.

Tranqueras dentro, el profesional monitorea todo lo que implica el bienestar animal, y humano en la tarea productiva: “Lo que hacemos en los tambos es aplicar el protocolo de buenas prácticas que se está discutiendo acá y dentro de eso incluye varios puntos que tiene que ver con la condición de los trabajadores y también en esto de decir en qué condiciones vive la gente en los tambos, ver que pasa en esa rotación de infraestructura y calidad de vida que se les da a los trabajadores”.

Los tips a recorrer cuando uno quiere hacer leche de calidad son “principalmente trabajar con las personas, tener procedimientos muy claros en cuanto a qué es lo que estamos haciendo en el tambo y un monitoreo de esos indicadores”, dijo Tentor y agregó: “El desafío de esto es integrar a todos los actores que estamos trabajando por hacer un alimento seguro y de calidad”.

Si bien manifestó mucha prudencia para informar el precio que se paga, Tentor dijo: “El precio se va manejando mes a mes y a eso Grido a le suma un porcentaje que está atado fuertemente a la calidad de la leche, justamente es así por las condiciones que requiere la empresa, esta posibilidad de trabajar directamente con el tambo sin intermediarios, de pretender y lograr alimentos de calidad, materia prima de calidad. Lo que hace Grido es valorar ese esfuerzo en términos económicos. La calidad mínima que se solicita es básicamente la leche de referencia, y el plus de precio que se paga por la muy buena calidad, es muy interesante y eso hace que los productores trabajen en elevar los niveles de sólidos y no perder el objetivo de la calidad higiénica”.

Consumir helados todo el año, con leche segura.

En el 2018, Helacor-Grido cerró el año con un promedio de 3,68% de grasa, un 3,35% de proteína, en células somáticas el valor promedio fue de 240.000 promedio, y en bacterias fue de 25.000. “Todo el año, todos los productores a pesar de los vaivenes climáticos se mantuvieron en estándares adecuados, y todo eso se logra trabajando ordenadamente en la recolección, trabajando con los laboratorios, en el envío de las muestras y trabajando con todas las personas que intervienen en ese proceso de muestreo”, indicó el asesor.

Los remitentes a la compañía están agrupados en la zona de Sacanta y Marull y si bien son herméticos cuando se les consulta el precio en tranquera de tambo que paga Helacor-Grido, este supera en un 15% a lo que indica el SIGLEA, aunque incluye el flete a cargo de los tamberos.

Grido es una marca de helados argentina fundada por la familia Santiago en Córdoba, donde inician la fabricación industrial heladera con un nuevo enfoque de mercado que intenta cambiar hábitos de consumo. Hoy es la empresa de mayor producción de helados de América y la segunda a nivel mundial, y su producción es de 75 millones de kilos al año, más de un cuarto de lo que se produce en el país.

Si bien en general existe la idea de que el consumo de helados es estacional, Helacor ha trabajado fuerte para que a diferencia de hace 20 años atrás que el consumo sea parejo todo el año. Además la compañía ha atravesado las fronteras: “Hoy Grido está presente en Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay. En Argentina hay aproximadamente 1.500 franquicias dispersas por todo el país, y en temporada alta son más o menos 200.000 litros que ingresan y a veces en otras oportunidades se hace leche en polvo para tener de stock ante una eventual caída de producción”.

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

2 Comentarios

  • PONGAMOS BLANCO SOBRE NEGRO.
    HELACOR-GRIDO COMPRA MUY POCA LECHE Y CON EXIGENCIAS SIMILAR A CUALQUIER EMPRESA SERIA.
    PREFIERE ALGUNOS POOL O COOPERATIVAS. (MENOS ACTORES PARA TRATAR)
    NO ES UNA EMPRESA LACTEA, LA INSIDENCIA DE LA LECHE EN EL COSTO DE SU PRODUCTO ES MUY BAJA EN COMPARACION CON UNA LACTEA TRADICIONAL, LO QUE LE PERMITE PAGAR POR ESE CUPO DE PRODUCCION QUE COMPRA UN NUMERO MUY SUPERIOR AL DE CUALQUIER LACTEA TRADICIONAL.
    ES MAS, PODRIA PAGAR MUCHO MAS DE LO QUE HOY PAGA, PERO CON UNA DIFERENCIA MINIMA CONSIGUE SU OBJETIVO.
    NO OLVIDAR QUE CUANDO LA DEMANDA CAE, DEJAN DE COMPRAR PARTE DEL CUPO.
    PARA ACLARAR NOMAS. SALUDOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas