Raúl Salinas sigue cobrando a Liconsa * Decenas de millones, por una patente * ¿Y si no se apellidara Imaz Sheinbaum?
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Para nuestra mala leche, “el hermano incómodo” del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari sigue recibiendo anualmente decenas de millones de pesos del erario.

Concretamente de Liconsa.

Esto es, de Leche Industrializada Conasupo.

La misma dependencia en la que Raúl Salinas de Gortari, como alto funcionario de la Comisión Nacional de Subsistencias Populares (Conasupo) adquirió de Irlanda 40 mil toneladas de leche en polvo y una cantidad importante de mantequilla contaminada con residuos del accidente nuclear de Chernóbil.

Leche en polvo con una concentración de Cesio 137—un elemento que al ser expuesto a personas en altas concentraciones daña las células y puede producir cáncer— al menos diez veces mayor de la máxima dosis con la que puede estar en contacto una persona a lo largo de un año.

Y aunque se dijo que los productos lácteos habían sido devueltos al Irish Dairy Board (Consejo Irlandés de Lácteos), la realidad fue que leche y mantequilla fueron distribuidos en el país entre 1987 y 1988 por la Conasupo, el organismo gubernamental desaparecido en 1999, que tenía la función de hacer llegar a las clases populares alimentos básicos a precios bajos y que fue revivido en 2018 por AMLO, ahora bajo el nombre de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex).

Acto criminal que dejó millonarias ganancias tanto en este como en el otro lado del Atlántico y que, está documentado, incrementó “la incidencia de cáncer infantil (pues) aumentó 300% en la década que va de 1987 a 1997, al punto que se calcula que la afectación anual es de unos 900 niños, de los cuales el 30% muere”.

Raúl Salinas de Gortari estuvo en prisión desde 1995 hasta 2005, pero no por este y otros delitos.

La buena leche del inventor

De acuerdo con la Wikipedia, Raúl Salinas de Gortari estudió la licenciatura en Ingeniería Civil en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México. Y, ¡benditas becas del Banco de México!, es maestro en Planeación del Transporte por la École Nationale Des Ponts Et Chaussees, de París, así como en Evaluación de Proyectos de Desarrollo Industrial, por la Université de Paris.

Y resulta que es inventor de un mecanismo que aún se usa en Liconsa para la transportación de la leche ya hidratada y embolsada por la cual sigue cobrando regalías, ya que lo tiene patentado hasta por 100 años.

Si usted se atiene a mi leal saber y entender, dicho mecanismo son las cajas de polietileno, que contienen hasta 10 bolsas con un litro de leche cada una, corren por una vía mecanizada que distingue a qué línea de distribución deben dirigirse. Una para la izquierda, otra para la derecha y así, sucesivamente.

Por eso, Raúl Salinas llega a cobrarle a Liconsa ¡decenas de millones de pesos cada año!, según cuentan altos directivos de Segalmex.

Viene esto a cuento porque ahora mismo, narra el columnista de negocios Mario Maldonado, “en Segalmex están estirando la liga hasta un punto en el que podrían meter en complicaciones la operación de Liconsa, toda vez que se volvió a diferir el fallo de la licitación LA-008VST977-E67-2021 con la que se buscan adquirir canastillas de polietileno de alta densidad para transportar recipientes de leche.”

Maldonado informa que el concurso “se ha pospuesto en hasta tres ocasiones debido a que el diseño el molde está patentado ante el IMPI… por Saurot Comercial, S.A. de C.V., que deberá recibir regalías de cualquiera que se quede con el contrato.”

Saurot, en efecto, es la empresa de Raúl Salinas.

Eso es tener buena leche, ¿no cree usted?

Indicios

Justo en medio del escándalo Conacyt Vs. Académicos surge otro: el de la beca a Mariana Imaz Sheinbaum por más de un millón de pesos, lo que provocó que su señora madre, Claudia Sheinbaum, saliese a la palestra a decir cuando menos un par de imprecisiones. Esto, claro, sin regatear los posibles méritos que la becaria pudiera tener para ser merecedora del estímulo. Primera imprecisión: de las becas del Consejo no gozan “decenas de miles de personas”, como dijo la “regenta” de CDMX, sino apenas un puñado de quienes se acercan a solicitarlas. Y la segunda: la joven se apellida Imaz Sheinbaum, y es sobrina de quien fuera director del CISEN durante el peñato, por lo cual no creo que nadie se hubiese atrevido a negarle la beca en el sexenio pasado. Y menos en este, pues ha seguido recibiendo recursos económicos en 2019 y en 2020. + + + Con el tono melodramático que ya lo caracteriza reapareció en video el excandidato presidencial panista Ricardo Anaya. Acusa a AMLO de haber establecido un pacto con Emilio Lozoya. Le dejan en libertad y que conserve el dinero que le dio Odebrecht, a cambio de acusar a los adversarios de López Obrador de haberse quedado con esos recursos. + + + Y por hoy es todo, deseándole como siempre que haya ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas