Con la finalidad de que todos los productores de leche tengan un mercado confiable y seguro.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Con apoyo de autoridades estatales y federales e instituciones privadas que operan a nivel mundial como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se va a reactivar el proyecto de la “Cuenca Lechera” en la región de los ríos.

Este proyecto considera la operación de un centro de acopio que se va a construir desde cero en un municipio de la región aun por definir, así como la construcción de un rastro TIF que permitirá el acopio de la producción de leche y carne para su procesamiento, reveló el presidente municipal de Tenosique, Jorge Suárez Moreno.

En entrevista con el Sistema Informativo de Tabasco (SIT), precisó que el proyecto ya está considerado por el gobierno del estado y se darán a conocer detalles este mismo año.

Dio a conocer que productores de Balancán, Emiliano Zapata y Jonuta, se sumarán al proyecto, en el que considera inversión privada por parte de productores y empresarios de la región.

“Nos encontramos en las negociaciones con el Gobierno del estado y la Federación, para poder reactivar el proyecto de la Cuenca Lechera, pero no solo se considera la participación de los productores del municipio de Tenosique, sino que buscamos integrar a los productores de toda la región —Balancán, Emiliano Zapata y Jonuta— y se está analizando el mejor punto para establecer la operación de un Centro de Acopio que nos permita a todos los productores de leche un mercado confiable y seguro”

Suárez Moreno, resaltó que el interés no solo es del gobierno estatal sino de la Federación, que ha reiterado el tema de la autosuficiencia por lo que es viable retomar este proyecto este mismo año.

Detalló que se considera la operación de un sitio en el que se pueda acopiar la leche y se le de el tratamiento de enfriamiento que la leche requiera, sitio que contará con tecnología de primer nivel para el procesamiento de la producción láctea de toda la región.

Respecto al mercado de la producción del centro de acopio, indicó que están en pláticas con los administradores de Liconsa, quienes demandan la producción local.

“Estamos por definir el mecanismo de producción, pero consideramos la operación de un centro de acopio y de un rastro TIF, en los que habrá inversión de la iniciativa privada”.

También, mencionó que la vocación de la producción lechera siempre ha existido en el municipio, y el proyecto que considera la producción de leche orgánica, busca que los productores reactiven la producción de leche a los que se les ofrecerá un precio justo por su producto.

Asimismo, señaló que el programa considera apoyos del productor, para el mejoramiento genético y transferencia de tecnología, aspectos que requiere el productor para elevar su producción.

Finalmente, dijo que para la creación del rastro TIF se estima una inversión estimada por 100 millones de pesos, el cual tendrá una capacidad para procesar hasta 200 animales diarios.

ANTECEDENTES

Cabe recordar que hace varias décadas, existieron varias cuencas lecheras en el sureste del país y cada estado tuvo su propia Cuenca en regiones municipales; en Chiapas, en la zona costera, en Tabasco, también en Veracruz, incluso en Yucatán, en la zona sur, en Catmís.

Si embargo, ninguna se desarrolló como la de la Comarca Lagunera, de donde nació Lala y que hoy es la más importante del País por la producción lechera que se logra entre Coahuila, Durango y Chihuahua, así como el impulso e inversión de la empresa láctea.

Todas las cuencas del Sureste fueron desapareciendo, esos corredores lecheros de varios municipios en los Estados del Sureste se fueron perdiendo, paulatinamente, no obstante, hoy se les pretende dar un nuevo impulso, sobre todo por la importante actividad ganadera que hay en la región de los Ríos.

Hay que recordar que la llegada de grandes empresas y la compra de leche eliminaron para muchos ganaderos el trabajo de la industrialización y se dedicaron a vender leche, pero no prosperó.

Aunado a esto, los fenómenos climáticos, la situación económica y los precios bajos de los compradores, fueron mermando las cuencas de cada Estado, principalmente en Yucatán, Chiapas, Veracruz, Tabasco, al grado que se fue perdiendo producción nacional y poco a poco México se convirtió en un país importador de leche en polvo, el número uno según los datos de la FAO.

Hay que destacar que hace tres años, Chiapas produjo 443 millones de litros de leche, Tabasco 104.5 millones y Veracruz 747.3 millones.

EL PROYECTO

Es de destacar que hace un año se presentó el programa “Cuencas lecheras del Sur – Sureste” que tiene el objetivo ofrecer a productores de la región soluciones de corto y mediano plazos, para que incrementen su producción, competitividad e ingresos.

“Cuencas lecheras del Sur-Sureste” es un proyecto que encadena cada eslabón de la producción, desde los pastizales hasta el producto lácteo en la mesa del consumidor, y se conforma en dos grandes escalones de productividad: higiene, inocuidad y manejo del ganado (ocurre en los primeros 12 meses); y la mejora genética (ocurre en tres o cuatro años).

El programa es un impulso al crecimiento y sus beneficios son también para las familias y colaboradores de productores, ya que por cada crédito asignado, se estima un beneficio adicional de entre seis y ocho personas.

Además, es un proyecto individualizado, pues cada productor podrá decidir en qué invertir de la mano de los asesores técnicos, para obtener la mejor rentabilidad por cada peso invertido.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas