Chile |8 marzo, 2016

Leche | Recepción de leche en 2015 fue la menor en últimos 5 años

Según un estudio publicado por Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), en el año 2015 la recepción de leche de las industrias fue la menor de los últimos cinco años; correspondiente a 2.028,8 millones de litros.

Según un estudio publicado por Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), en el año 2015 la recepción de leche de las industrias fue la menor de los últimos cinco años; correspondiente a 2.028,8 millones de litros.

El informe de Odepa indica que en enero, la recepción fue superior a la de igual mes del año anterior, se pudo observar una baja mayor de lo normal con respecto a diciembre, lo que se agudizó a partir de febrero, de manera que en todos los meses posteriores la recepción fue menor que la del mes equivalente al 2014.

En el trimestre febrero-abril la recepción fue de un 11% inferior a la de iguales meses del año anterior. En mayo y junio parecía irse recuperando, como respuesta a un crecimiento de la pradera originado en lluvias abundantes y buena temperatura del suelo; sin embargo, la diferencia volvió a crecer en el trimestre siguiente, y después de dos meses en que se observó una pequeña recuperación relativa, el año terminó con una recepción en diciembre casi 6% más baja que la de diciembre de 2014. Con esto el resultado para el año 2015 fue 5,6% inferior al del año anterior.

A nivel regional la recepción anual bajó, aunque en distinta proporción y de modo diferente. En el mes de julio la Región Metropolitana, bajó un 1,1% en el año; no obstante, la recepción en el último cuatrimestre disminuyó 8%, lo que contrapesó los avances de los ocho primeros meses y podría corresponder a una variación más estructural, posiblemente un traspaso hacia la industria láctea menor. En la Región del Bío Bío, donde también la leche se produce en terrenos de riego, el período positivo fue más corto y se redujo al primer trimestre, llegando a una baja final de 3,7%.

La mayor baja se observó en La Araucanía, región donde la producción parece estarse reduciendo y cuyas plantas se están abasteciendo en parte más al sur. Con una reducción anual de 17,7%, mucho mayor aún en el cuarto trimestre. Por el contrario, la menor disminución se produjo en la Región de Los Ríos (2,9%), variación relativa que se observa en cada uno de los meses, especialmente en los de primavera.

La baja anual en la Región de Los Lagos, la más importante productora, fue mayor que la variación nacional (- 6,1%); no obstante, la situación no fue tan negativa en el último cuatrimestre, en que la reducción sólo fue menor en la región anterior. La baja que se observa no puede ser atribuida a falta de forrajes, porque por lo menos en diciembre la producción de la pradera fue muy buena y permitió una abundante guarda, lo que contrasta con una recepción que disminuyó 5%. Esto pudo deberse a factores tales como menor cantidad de vacas en leche y menor uso de concentrados, con fin de rebajar costos de producción ante precios de leche relativamente bajos.

En 2015 se mantuvo el orden de importancia de las empresas según su recepción de leche, permaneciendo Colún en el primer lugar, seguida por Soprole. En general, la recepción bajó en todas, en proporciones variables, con la excepción de tres empresas que producen casi exclusivamente queso y mantequilla: Valle Verde, Chilolac y la quesera Granarolo, que sucedió a Bioleche.

El precio medio anual de adquisición de la leche en planta a nivel nacional, expresado en moneda de febrero de 2016, fue de $210,28, inferior en 13,5% con respecto al de 2014 (que fue casi un récord) y el menor de los últimos cinco años. Si bien en el primer semestre esta diferencia era de alrededor de 10% (unos $ 26), en el segundo semestre aumentó hasta algo más de 15% ($ 37), superando los $ 40 por litro en diciembre, todo esto expresado en la moneda citada.

En relación con la producción industrial, la reducción en la recepción de leche se tradujo en una disminución de 15,7% en la producción de las diferentes leches en polvo, principalmente con 26% de materia grasa y más. La producción de leche descremada bajó un poco (2,7%) y aumentó la producción de mantequilla (2,3%).

Dos productos destinados a mercado interno y exportación presentaron un aumento en su elaboración: la leche condensada, que recuperó un nivel cercano al máximo de 2012 y que subió 6,4%, y el manjar (4,3%), producto que ha venido creciendo en forma sostenida en los últimos años y que en 2015 alcanzó un nuevo máximo. En este último caso debe recordarse que también hay industrias artesanales que agregan su producción a la de la gran industria.

La producción de queso prácticamente se mantuvo, pero con ello se convirtió en el producto lácteo más importante conforme a la utilización de leche en su producción. También en este caso hay un gran aporte de las industrias menores, las cuales, de acuerdo a la información parcial disponible, habrían aumentado su producción de queso en 2015. Lo mismo sucede con la elaboración de quesillos, que aumentó levemente en la industria láctea mayor, pero que hasta septiembre del presente año habría crecido casi 7% en las empresas de menor tamaño (láctea menor).

Los otros dos productos importantes, destinados al mercado interno: leche fluida y yogur, crecieron en un porcentaje similar al del aumento de la población.

En resumen, el peso de la baja en la producción de leche en 2015 recayó en la leche en polvo, producto cuya exportación bajó fuertemente y que fue complementado internamente con importaciones que crecieron más de 70% en el año.

Comercio exterior de lácteos en 2015

Durante el año 2015 se registró una baja de 5,5% en el valor de las importaciones de lácteos con respecto a igual período de 2014, alcanzando a USD 212,5 millones. Expresadas en litros equivalentes, las importaciones llegaron a 484,8 millones de litros, el mayor registro desde que se lleva esta información (año 2000) y que representa un alza de 30,9% con respecto al volumen importado durante 2014. El menor precio de las importaciones de lácteos durante el presente año favoreció el aumento del volumen importado, sumado al déficit generado por la producción industrial más baja a causa de la menor entrega de leche a plantas.

Durante la reciente temporada, Estados Unidos se consagró como el principal origen de las internaciones de lácteos, con USD 53,2 millones (25% de participación del total importado), aumentando su participación en casi

12% respecto de 2014. Lo sigue Argentina (USD 41 millones), que disminuyó sus colocaciones en 15,1% respecto de 2014. En tercer lugar, con USD 40,4 millones, aparece Nueva Zelanda, cuyas colocaciones cayeron casi 41%. Las mayores alzas entre las importaciones se presentaron en las leches en polvo descremadas, que se aproximaron a 9.700 toneladas, casi 77% más que lo importado en el año anterior, con una baja de precios medios de 39%, desde USD 4.239 por tonelada en 2014 a USD 2.587 en 2015.

Las importaciones de queso batieron todos los récords y se aproximaron a 28.200 toneladas, aumentando cerca de 17%. Destacan como proveedores Estados Unidos y Nueva Zelanda, que colocaron 8.521 y 7.001 toneladas, respectivamente, más de 55% de toda la importación. Otro proveedor importante de queso siguió siendo Argentina, con 5.986 toneladas, 22,3% del total importado. Como cuarto proveedor, con 1.592 toneladas, aparece Uruguay, surgiendo muy cerca Alemania (1.571 toneladas), país que durante el año reciente dispuso de muchos excedentes, producto del bloqueo de Rusia a la importación desde los países de la UE.

Las importaciones de mantequilla alcanzaron menos de 3.500 toneladas en 2015, en circunstancias que en 2014 se habían traído casi 5.500 toneladas. Las importaciones de manjar se redujeron 8%, con menos de 1.500 toneladas. Las exportaciones de lácteos durante 2015 llegaron a USD 172,8 millones, con una baja de 42,4% respecto a lo registrado en igual período de 2014 y el menor valor de los últimos cinco años. En litros equivalentes, se exportaron 263,1 millones, 40,3% menos que en igual período de 2014. Lo anterior fue un efecto de la caída generalizada de la demanda internacional y de los precios de los diferentes lácteos, en particular las leches en polvo.

Las exportaciones de leches en polvo bajaron 70,1% y alcanzaron a sólo 6.842 toneladas, de las cuales casi 1.700 toneladas se enviaron a Colombia y 1.600 toneladas a Cuba. En el tercer lugar apareció Venezuela, con 1.312 toneladas, y China se mantuvo como quinto destino, con 600 toneladas y una baja de 88%. También bajó fuertemente Brasil. Ambos mercados fueron importantes demandantes del producto nacional en 2014 (22.000 toneladas). Del total de quesos exportados (5.497 toneladas, volumen casi 35% inferior al del año anterior), el mayor volumen (3.275 toneladas, 59,6%) se envió a México, tradicional comprador, surgiendo Rusia con compras por 1.227 toneladas y una participación de 22,3%, quedando Corea del Sur como tercer mercado (8,7%) y luego Venezuela, con una participación de 3,6%.

Fuente: Portal del Campo

Temas |
Aviso legal sobre Propiedad Intelectual en contenidos digitales

Toda la información contenida en estas páginas que NO es propiedad de eDairy News y NO es considerada “de dominio público” por las normas legales, son marcas registradas de sus respectivos propietarios y reconocidas por nuestra empresa como tales. La publicación en la web de eDairy News se realiza a los fines de recopilar información, respetando las normas contenidas en el Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas; en la Ley 11.723 y demás normas aplicables.

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas