Recomendaciones a los tamberos para pasar el otoño-invierno 2018, según INIA – EdairyNews
Uruguay |19 abril, 2018

Productores | Recomendaciones a los tamberos para pasar el otoño-invierno 2018, según INIA

Estamos entrando en los meses fríos con menos reservas que las necesarias. Según estimaciones de Conaprole para la región Litoral Sur los tamberos cuentan con el 70% de las necesidades de forrajes conservados para pasar el invierno. Va a faltar fibra y podemos estimar dos meses de déficit de reservas.

¿Cómo llegamos a esta situación? Para empezar, la fría primavera del 2017 resultó en menores tasas de crecimiento de pasto y menores excedentes de forraje que los normales; en segundo lugar, los cultivos de verano de 2018 tuvieron menores rindes que los pronosticados: tuvieron menor porte por las bajas temperaturas durante la implantación y el primer desarrollo. La situación se agravó más con un estado de déficit hídrico que resultó en menores tasas de crecimiento y mayores consumos de reservas, y finalmente en siembras tardías de verdeos y pasturas. Todo este combo tiene consecuencias directas en el costo de alimentación del tambo porque empuja al uso de reservas y/o concentrados para suplir el déficit.

A continuación se describen algunas recomendaciones para intentar transformar esta situación de crisis en oportunidad.

A) Recomendaciones sobre la gestión técnica y económica

Este es un momento para ordenarse y repensar la estrategia y la táctica mirando al futuro. Algunos aspectos a tener en cuenta:

Analizar uno a uno los gastos y ver donde puede hacerse un recorte sin consecuencias residuales graves.

Trabajar con asesores, intercambiar experiencias (es ahora cuando su aporte es más necesario).

Hacer un presupuesto financiero, gestionar las finanzas.

Tener presente que a partir de mitad de año la liquidez y situación financiera mejora siempre, dependiendo mucho de lo que hagamos en otoño-invierno.

Buscar estrategias de financiamiento para disponer de liquidez.

Mantener la motivación del equipo, reorganizar rutinas si es necesario.

Costos aproximados para incrementar forrajes en Abril – Junio (Asumiendo precio de urea = US$ 385/t)

Aplicación de 100 kg urea/ha: US$ 50/ha

Aplicación de 170 kg urea/ha: US$ 75/ha

Siembra verdeo avena (100 kg semilla + 120 kg urea + control de malezas): US$ 200/ha

B) Recomendaciones sobre el manejo de pasturas y forrajes

Ante la falta de reservas, habrá que recurrir al pasto más que nunca. Para eso es preciso tener la “fábrica” de pasto lo más ajustada posible. Algunas recomendaciones:

1. Tomar decisiones potrero a potrero sobre necesidad de resiembra/intersiembra de pasturas

Pasturas con alfalfa: si hay menos de 25 plantas/m2 considerar intersembrar.

Pasturas base festuca o dactylis: si la cobertura de la línea de siembra es mayor al 60% es recuperable: fertilizar con 170 kg urea/ha post lluvia y eventual control de malezas: es el recurso que puede ofrecer pastoreos en más o menos 40 días.

Si la cobertura de la línea de siembra está entre 30% y 60%: esperar a la primavera para determinar si es recuperable (ej. con intersiembra).

Si la cobertura de la línea de siembra es menor al 30%: asumir que se perdió y planear siembra verdeo o nueva pastura. Dadas las condiciones del verano que pasamos, es posible que el trébol blanco se haya perdido. Considerar resembrar.

2. Apuntar a perennizar: Es necesario efectuar un buen control de malezas pre-siembra, es decir: permitir la emergencia de malezas, controlar, y luego sembrar. Prestar especial atención a las chacras con Poa. Siembras hasta fines de abril para leguminosas y hasta mediados de mayo si solo se siembran gramíneas (inocular!). Sembrar semilla curada contra isoca e insectos de suelo. Lo que se implante, hacerlo lo antes posible. AQUÍ puede estimar densidad y costo de siembra usando sus propios datos de calidad de semilla, coeficiente de logro y precio de la semilla.

3. Potenciar el uso de verdeos:

Elegir avena para mayor rapidez. Considerar cultivares precoces, ej. “Brava”, o combinar cebada o trigo + avena bizantina (40 + 70 kg/ha);

elegir raigrás para mayor aporte en otoño tardío e invierno

En cualquier caso, curar semilla contra isoca e insectos de suelo, y asegurar nutrición con fósforo según test de suelo (apuntar a 12 ppm Bray en 0-15 cm).

4. Fertilizar: Aprovechar el uso de nitrógeno en verdeos para capturar más materia seca (MS) por ha. Aplicar parte a la siembra y parte luego del primer pastoreo. Considerar la relación costo/beneficio, la urea está US$ 0,38 por kg y un litro de leche US$ 0,32, con respuestas de 10 kg de MS de pasto, mientras que seamos capaces de cosechar al menos el 70% de lo que crece, vale la pena.

5. Controlar malezas

6. Manejar eficientemente el pasto (¡no acelerar demasiado!). Respetar más que nunca los períodos mínimos de rebrote. Esta es la época del año con mayor variabilidad térmica: asegurarse de monitorear hojas y nudos – avena y raigrás: 3 hojas; festuca: 2,5 hojas; alfalfa 8 nudos Con esto se evitan pastoreos demasiado frecuentes y se asegura ingresar a pastorear con adecuada disponibilidad. Le sugerimos tener en cuenta el sistema de pastoreo recomendado por INIA La Estanzuela de las 3 R: DESCARGUE AQUÍ.

7. Poner atención a potencial intoxicación por nitratos en pastoreos intensos de avena o raigrás, 15 a 20 días post lluvia o con fertilización con nitrógeno seguida de varios días nublados. Si se sospecha peligroso, empezar con franjas chicas y siempre de tarde pues tienen menos riesgo. El test de nitratos es muy simple y barato.

8. Definir qué potreros sacrificar durante suplementación y los días de lluvia, apuntando a aquellos en los que se espera menor productividad primaveral.

C) Recomendaciones sobre el manejo y alimentación del rodeo

Ante la escasez, es clave gastar poco y maximizar la respuesta los suplementos. Van algunas alternativas para considerar:

1) Apuntar a un mayor % de pasto en la dieta, que en otoño-invierno no pasa de 40%.

2) Lotear animales según estado fisiológico. El criterio puede ser que las vacas con más de 200 días de lactancia, preñadas y en estado corporal adecuado formen un lote de “baja”. Las vacas vacías y de estados corporales sub-óptimos son candidatas a ser refugadas. Usar la oportunidad de hacer secados anticipados o descartes voluntarios.

3) Diferenciar la asignación de concentrados, aprovechando la buena respuesta a la suplementación con concentrados en vacas de lactancia temprana (puede ser de 1 a 1,5 litros/kg de concentrado).

Considerar:

Una vaca de 25 litros, comiendo 8 kg de concentrado+reservas+1 pastoreo, tiene un costo de dieta de $ 110, un ingreso por leche de $ 230 y un margen de alimentación por día de $ 120.

Una vaca de 15 litros, comiendo 4 kg concentrado+reserva+1 pastoreo, tiene un costo de dieta de $ 80, un ingreso por leche de $ 140 y un margen de alimentación por día de $ 60.

4) Controlar la dieta de manera estricta. Hacer un cálculo de alimento disponible y un cálculo de requerimientos, y repetir el ejercicio con frecuencia. Monitorear los análisis de leche: en especial grasa, proteína y urea.

5) No descuidar el aporte de calcio en particular en vacas recién paridas de alto potencial.

6) No hacer cambios bruscos de alimentación (prevención de acidosis).

7) Evaluar si valen la pena las caminatas a potreros con baja disponibilidad de pasturas. Muchas veces las pérdidas superan los aportes.

8) Considerar el uso de cascarilla: 2 kg sustituyen 2,5 a 3,5 kg MS de silo. Empezar desde ahora si las reservas son escasas, especialmente para el lote de punta.

9) Pensar en el aporte proteico. Otoño e invierno son estaciones con falta de proteína en las dietas por la limitación de verde, especialmente en lotes de punta. Evaluar el uso de urea o concentrados proteicos.

10) Optimizar la eficiencia en el uso de recursos alimenticios: almacenamiento, suministro (proveer al menos 70 cm por vaca en comederos); hacer lectura de comederos, usar porta rollos¸ controlar los desperdicios de fardo y silo que pueden ir de 5 a 30 % (por ejemplo cuando se da silo en el piso bajo alambre).

11) Aprovechar fardos de rastrojo de maíz u otra fuente de fibra. Presupuestar 1,5 a 2 kg MS de heno/VO/día. Presupuestar 6 a 8 kg de MS de silo/VO/día y otro tanto para el preparto hasta agosto. Esto son unos 1.000 kg MS de silo o 4 fardos por vaca desde abril. Si lo que disponemos entre fardo y silo no alcanza, pensar en suplir parte de las reservas, desde ahora, con un alimento que aporte fibra como la cascarilla de soja. 1 Kg de cascarilla sustituye 1 kg de fardo o 1,5 kg MS de silo, aportando además proteína y energía. No debería suministrarse más de 40% de la dieta o más de 1,5% del peso vivo.

12) Ensilar cultivos de verano como maíz o sorgo con más de 30% de MS y agregar inoculante si el material está seco.

Autores: Gonzalo Tuñon (INIA), Fernando Lattanzi (INIA), Alejandro Mendoza (INIA) y Santiago Fariña (INIA). Agradecimientos: Rodrigo Zarza (INIA) y Carlos Grela (Conaprole).

Autor:
Fuente: Tardaguila Agromercados
Link: http://www.tardaguila.com.uy/site/index.php/es/informes-diarios/ganaderia-3/item/9074-recomendaciones-a-los-tamberos-para-pasar-el-otono-invierno-2018-segun-inia

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas