La eficiencia reproductiva (ER) de una explotación lechera es, junto con la nutrición y la calidad de la leche, el factor de mayor incidencia sobre la rentabilidad de esta. Conozca cómo influye la reproducción en la rentabilidad y qué se necesita para conocer la situación reproductiva de un hato ganadero.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
El objetivo de las explotaciones lecheras es contar con excelente fertilidad y unos niveles de producción altos. Foto: ganaderia.com

La revista Frisona Española, explica la reproducción influye en gran medida en la rentabilidad, especialmente porque se pueden tener vacas en el rango más eficiente de la curva de lactación. Además se eliminarán menos animales por problemas reproductivos, que suele ser un mal muy común que afecta a los productores lecheros.

La reproducción también genera que haya más descendencia, es decir más animales vendidos o más recría, como comúnmente se le llama. Otro punto a destacar es que con la reproducción se mejora la genética de forma más rápido.

El artículo de la revista expone que es claro que las altas producciones al inicio de la lactancia hacen difícil compatibilizar la producción con la fecundación y la gestación, por eso el objetivo que se debe tener es contar con una excelente fertilidad, pero al mismo tiempo, que la producción siga aumentando en la explotación.

Para una buena gestión técnica del hato ganadero es importante tener claro que se necesitan tener registrados una serie de datos como los índices reproductivos que permitirán:

– Valorar y cuantificar un problema en la granja.

– Fijar objetivo de mejora a corto y largo plazo.

– Evaluar la evolución de la explotación.

Para esto debe haber un retorno económico de la mejora reproductiva que consiste en cuatro importantes pasos que se presentan durante 12 meses.

Mejora reproductiva: Este se basa en un periodo de siete meses en donde se tienen más gastos en semen y mano de obra y menos ingresos en disminuir desechos de animales que no quedan gestantes.
Identificar las vacas secas: Estas pueden ser consideradas como improductivas, por lo cual se debe evaluar durante dos meses.
Generación de partos: El productor debe impulsar la presentación de partos en su explotación para tener más ingresos.
Pico de lactancia: Una vez dada la gestación, se tiene un pico de lactancia que genera muchos ingresos que necesita el productor.

Datos prácticos que muestren la situación reproductiva del hato

Hay que tener en cuenta que cada explotación ganadera es un caso particular, pudiendo observarse diferencias importantes de un año a otro sin haber realizado grandes cambios, es por esto que existe mucha complejidad de la gestión reproductiva en una finca de vacas de leche de alta producción.

Por eso, para tener claro la situación reproductiva solo hay que evaluar una serie de aspectos generales:

– Periodo de espera voluntario.

– Media de días en leche.

– Intervalo entre partos y días abiertos.

– Porcentaje de vacas gestantes.

– Porcentajes de vacas secas.

– Porcentaje de partos respecto vacas adultas.

– Porcentaje de vacas vacías.

– Tasa de pérdidas embrionarias.

– Tasa de preñez.

– Objetivos alcanzables en la explotación.

– Edad al primer parto.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas