La lechería y fábrica de quesos se encuentra en el valle de esta frontera y cuenta con más de 300 ejemplares de los que se extrae el alimento diariamente.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La producción de leche requiere alimentación especial para agilizar el proceso de digestión / Foto: Alonso Moreno | Tribuna de San Luis

La industria láctea del Valle de San Luis Río Colorado, en Sonora, se posiciona como parte de la agroindustria de esta frontera, donde se explotan diversas actividades económicas de producción agrícola y forestal, lo que -a su vez- beneficia a más de una actividad con los procesos alimenticios para fortalecer al ganado.

Jesús Adán Loroña cuenta con más de seis años de experiencia en el sector de la lechería, en el ámbito de salud animal y ordeña; atiende a centenares de ejemplares con los que cuenta el establo para la producción de leche.

“En cuestión de producción tenemos aproximadamente 350 animales; son vacas que ya están dando leche y las estamos ordeñando dos veces al día”, compartió Jesús sobre la ocupación del establo y las rutinas de obtención del lácteo que se dividen en jornadas matutinas y vespertinas.

Respecto a la producción comentó: “Hay temporadas, por ejemplo, ahorita lo que es lo fresco, porque el animal es más que nada del clima helado: estamos en producción alta podemos-decir que- hasta 3 mil 500, 4 mil litros por ordeña, de las que tenemos dos al día. En total podemos sacar 7 mil 500 u 8 mil litros”.

Al cuestionar sobre las cifras de la temporada baja, Adán Loroña respondió que llegan a la mitad de las actuales.

Trabajo de madrugada

Acerca del proceso de ordeñar al ganado, indicó que: “Lo que tenemos son dos turnos, comenzamos el de la madrugada, estamos hablando de las 5:00 de la mañana a, posiblemente 10:00 u 11:00 de la mañana; y ya de ahí, después de terminar, tenemos lo que es una hora y media, casi dos horas de limpieza y en la tarde sería igual 5:00 de la tarde a las 8:00 o 9:00 de la noche, con el mismo tiempo –posterior- de limpieza”.

La producción de leche requiere cierta alimentación especial que ayuda a agilizar el proceso de digestión y aumenta los niveles del líquido, el experto en el tema explicó que “A estos animales que son de producción lechera, tratamos de dar una mezcla de alfalfa con otros ingredientes a base de maíz, puede ser el tipo paca y otros alimentos que son como tipo formulados como los concentrados, necesitamos una alimentación balanceada para que haya buena producción”.

Cabe señalar que además de la producción de leche, en el establo también se realizan otras actividades como la inseminación de vacas.

“Cada inseminación puede proveer uno, dos o tres servicios, dependiendo qué tan buena sea la inseminación; también qué tan bueno sea el calor que recibimos. Entonces, a la vaca le aplicamos un servicio de inseminación y si queda cargada el servicio de asignación va a ser un día específico y para poder revisar se necesita de alguien que tenga un buen tacto y una buena técnica para revisar entre 45 a 60 días y que pueda decirme que la vaca está preñada. De ahí nosotros trabajamos para darle siete meses ordeñando y le damos dos meses para completar los nueve meses de gestación”.

La lechería tiene su propia fábrica de quesos, con la que surte a varios mercados pequeños de San Luis Río Colorado, como mini abarrotes y a una conocida fábrica de producción láctea ubicada en Mexicali, Baja California.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas