Según pudo saber LA NACION, ayer la cooperativa láctea, el gremio Atilra y el grupo de empresarios interesados en su administración rubricaron una nota donde expresan la voluntad de un trabajo conjunto sobre el futuro de la firma.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
SanCor necesita capital de trabajo para incrementar su procesamiento de leche.

El gremio de la industria lechera Atilra, la cooperativa SanCor y el grupo de empresarios nacionales que buscan ingresar en la administración de la firma láctea firmaron anoche una nota que refleja la intención de poner en marcha ese proceso con un trabajo conjunto entre las partes. Ahora, según pudo saber este medio, aguardan una reunión con el Ministerio de Desarrollo Productivo para que vía alguno de los bancos oficiales se destine un posible crédito para encuadrar esto en un fideicomiso.

Según trascendió, en el encuentro, realizado en Buenos Aires con charlas que comenzaron en SanCor y terminaron en Atilra, se firmó un documento de poco más de una carilla donde se expresa la voluntad de las partes de hacer un esfuerzo conjunto.

La cooperativa láctea tiene una capacidad instalada de 1,5 millones de litros diarios, pero hoy el procesamiento ronda los 650.000 litros. Para ello necesita fondos de capital de trabajo, algo que en su momento ya le manifestó a autoridades del Gobierno e incluso exploró con el fallecido presidente del Inaes, Mario Cafiero.

Atilra, el gremio lechero, tiene 1450 empelados en convenio sobre 1700 que posee la cooperativa láctea. En rigor, según trascendió, en el documento firmado anoche se habría puesto el compromiso de mantener el personal.

En tanto, el grupo de empresarios formado por José Urtubey, Marcelo Figueiras, Leandro Salvatierra y Jorge Estevez quieren ingresar en la firma láctea para hacerse cargo de su administración e invertir en ella.

Lo que viene

El camino para ello sería un fideicomiso y un millonario crédito que, si bien no trascendió el monto, alcanzaría para dotar de mayor capacidad de trabajo a la cooperativa. Los empresarios pondrían garantía con sus activos.

En esta línea, este medio pudo saber que la próxima semana todas las partes estarían asistiendo a una reunión a Desarrollo Productivo para ver el posible financiamiento. Vale recordar que SanCor viene pidiendo a Venezuela que le pague US$18 millones que le adeuda por exportaciones de leche en polvo.

La firma de una carta de intención era un requisito del Gobierno para sentarse a abordar la problemática de la cooperativa láctea. Las negociaciones entre la cooperativa, el gremio y el grupo de empresarios tomaron un cauce con una reunión la semana pasada y se aceleraron en los últimos días.

En la cooperativa láctea, fuentes consultadas indicaron: “La carta de intención es un documento que se firma para comenzar un proceso de análisis que permita establecer la factibilidad y conveniencia de las propuestas de negocio que se presentan. Implica sólo análisis y de ninguna manera el cierre de una negociación”.

Más allá de la firma de la nota que refleja la voluntad de las partes, luego la cooperativa debería convocar a una asamblea para que sus socios aprueben el proceso. Esto puede llevar un tiempo considerable.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas