En el webinar organizado por Rising Sun en compañía de la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche) y Chilterra se debatió cómo está funcionando la lechería, la agroindustria y la sustentabilidad e innovación en Chile.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

“Estamos aquí para derribar el mito de que en el sur de Chile no se puede generar energía solar y que no es rentable”. Tres paneles con grandes expositores que invitan a las empresas a motivarse, cotizar y evaluar la implementación de la energía solar.

Actualidad y desafíos en la industria lechera

Carlos Arancibia, Gerente de la Federación de productores de leche expone en su panel, el futuro y los grandes obstáculos que deberá sortear el sector de la agroindustria. Para situarnos en contexto es fundamental conocer algunos datos del sector.

Entre el 2007 y el 2020, hemos bajado en productores y en vacas lecheras, y el único buen dato que podemos observar es el aumento en la producción con alza en 2.500 millones de litros

¿Qué ocurrió con la evolución en la producción? Hasta el año 2014 hubo un periodo de crecimiento y desde el 2015 en adelante hablamos de un estancamiento o mantenimiento.

Por otro lado, el consumo de productos lácteos en el país ha aumentado notablemente hasta el 2020. Esta es una tendencia que se reforzó en la pandemia y se espera que se mantenga en el futuro.

“Tenemos una brecha bastante importante que debemos cubrir con producción nacional y eso nos demuestra que tenemos un gran potencial para seguir creciendo en producción en el mercado interno”.

Por otro lado, el concepto de sustentabilidad es bastante amplio ya que no se acota únicamente a los temas medioambientales, sino que es necesario considerar tres pilares fundamentales: social, económico y medioambiental. El actuar en conjunto de estos tres nos lleva al gran concepto de “sustentabilidad”.

Hay que tener presente que dentro del pilar medioambiental lo que más influye es el cambio climático. Este tema tiene una serie de aristas que debemos ir enfrentando y considerando dentro de la agroindustria.

Desde el punto de vista productivo nos encontramos con la disminución de las precipitaciones, acortamiento de épocas lluviosas y un aumento de temperatura. Todo esto trae consecuencias en la producción incidiendo directamente en la misma y en la rentabilidad del negocio.

Hay algunos aspectos a tener en cuenta dentro de las emisiones del sector:

El sector lácteo se encuentra a nivel mundial bastante lejos de ser el principal responsable en la emisión de gases con efecto invernadero.
La contribución general de la producción, procesamiento y transporte de leche a nivel global representa el 2,7% de las emisiones globales de GEI.
El sector lácteo ha estado reduciendo sistemáticamente sus emisiones un 11% de acuerdo con un informe de la FAO.
Hay mala información que influye directamente en generar una mala imagen y percepciones del sector, es por eso que es fundamental estar informado de los números del mismo.

“Somos un sector que apuesta y sabe que va a seguir creciendo”, afirma Carlos. El potencial está presente y se puede producir mucha más leche de la que hoy en día se está produciendo.

Es por eso que el sector tiene proyecciones de emisiones a largo plazo como las oportunidades de mitigación, mejoras en la calidad y digestibilidad de los alimentos, gestión de los purines y mejora en la salud y crianza animal.

Todos estos elementos ayudarán a disminuir los gases de efecto invernadero por litro de leche. Es por eso la importancia de poder calcular y estimar con datos propios cuál es la captura de carbono que presentan los predios.

Energía solar: función y rentabilidad
Philip Cleveland, Gerente Comercial de Rising Sun Chile, hizo un recorrido sobre la energía solar fotovoltaica en el Sur de Chile y su rentabilidad en las empresas.

Rising Sun, nació en Estados Unidos hace más de 18 años, y cuenta con más de 5.000 clientes y 7 megas instalados en Chile. Pero para entender este tipo de energía primero debemos hablar de sus beneficios.

Uno de los beneficios más importantes es la posibilidad de reducir las cuentas eléctricas.

Cuando nos comprometemos con este tipo de energía, mostramos un compromiso con la sustentabilidad y con el medio ambiente, algo que es sumamente valorable al momento de vender nuestros servicios.

En los últimos años, estos sistemas han bajado considerablemente los precios, por ende, son mucho más accesibles que hace 10 o 15 años atrás. Este tipo de tecnología permite ahorrar de 25 a 30 años con un retorno de inversión entre los 6 a 8 años.

“Permítanos que nosotros nos preocupemos por su cuenta eléctrica, mientras que ustedes siguen con sus operaciones en el negocio, queremos ser su partner”.

Una de las preguntas frecuentes relacionadas al producto es, ¿Cómo consigo los paneles? La respuesta es que hay distintas formas de adquirirlos: tradicional, mediante entidades bancarias acompañándolos y asesorándolos, con un acuerdo de compra y venta mediante el 50% y con instalación a costo 0 y mediante subsidios estatales.

Hoy en día ya hay más 634 personas que han apostado y comprobado la rentabilidad de esta tecnología.

Dos casos de éxito de estas instalaciones son el hotel Awa y el restaurante Espantapájaro, ahorrando más de 8 millones en 10 meses. Estas tecnologías también los ayudarán a tener distintos tipos de certificaciones que permiten darle un valor agregado a los clientes finales.

“Los paneles son capaces de hacernos ahorrar y a la vez ayudar al planeta”, concluye Philip.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas