Actualmente, en promedio, se producen entre 80 y 85 mil litros de leche por día; un 75% es destinado a la producción de quesos.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Con las lluvias de julio y agosto el sector ganadero ha logrado reponerse poco a poco. Foto: Jesús López | El Sol de Mazatlán

Después de haber pasado meses en una situación muy crítica, sin agua y sin alimento debido a la sequía que azota al estado, con las lluvias de julio y agosto el sector ganadero ha logrado reponerse poco a poco.

José Antonio Lizárraga Rivera, presidente de la Unión de Queseros, expresó que en la zona rural pasaron momentos de mortificación y preocupación.

“Gracias a Dios que se están regularizando las lluvias, la partes más afectadas que teníamos eran por la zona de El Quelite, Mármol, El Habal, Los Zapotes, eran las partes más secas”, expresó.

Aunado a la sequía, se enfrentan también a las altas temperaturas y al calor.

“Hemos tenido temperaturas con la sensación térmica de 45 grados, es bastante calor, perjudica mucho a las vacas, dan menos leche”, agregó.

No obstante, la producción de leche se ha mantenido estable gracias a los sacrificios de los productores, quienes en los tiempos críticos compraban y acarreaban alimento y agua para sus animales y evitar que estos enflacaran.

Actualmente, en promedio, se producen entre 80 y 85 mil litros de leche por día; un 75% es destinado a la producción de quesos.

“Se están produciendo entre 80 mil y 85 mil litros diarios, van unos 60 mil litros a los quesos y el resto a las plantas pasteurizadoras”, dijo.

Ante el alza en el costo de los insumos, desde hace un año, veían la posibilidad de incrementar el precio del queso, sin embargo comprenden que la situación económica no se ha mejorado para las familias por la crisis sanitaria del Covid que aún continúa, por lo que subsisten con las ganancias mínimas.

“Teníamos planeado subir los precios, pero con esta pandemia la Unión de Queseros se abstuvo, porque se nos hace injusto, mucha gente está batallando para llevar el alimento a casa y subirlo sería un golpe muy duro a la canasta básica”, comentó.

“Nos estamos apretando el cinturón al máximo, ya que nos han subido mucho los insumos, traemos una ganancia muy baja, pero no estamos perdiendo tampoco, estamos sosteniéndonos”.

Actualmente, en la Unión de Queseros hay alrededor de 30 productores.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas