Podrían avecinarse precios más altos para los productos lácteos. La caída de las ventas de semen de toros de raza lechera es la evidencia.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
A cow a at a dairy farm in Waldo, Wisconsin.Photographer: Daniel Acker/Bloomberg

El mercado de las ventas de semen de razas lecheras se ha desplomado a su nivel más bajo en 17 años, y los volúmenes de ventas cayeron un 6,7% el año pasado, según datos de la asociación nacional de criadores de animales (NAAB, por su sigla en inglés). Se debe a que los productores de leche estadounidenses no quieren tantas vacas lecheras: están comprando semen de ganado vacuno y criando más animales para carne, porque es más rentable. En este momento, las lecherías luchan por generar dinero mientras que todos los precios se disparan, desde los de los alimentos hasta los de la mano de obra y la energía.

Los rebaños de vacas lecheras más pequeños significan una menor producción de leche y, para los consumidores, eso podría indicar que se avecinan precios más altos de la mantequilla y el queso. La semana pasada, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos elevó las previsiones de precios para el queso, la mantequilla, la leche descremada en polvo y el suero de leche debido a la fuerte demanda y la disminución de las expectativas de producción. La inflación está aumentando a su ritmo más acelerado desde 1982, bajo el liderazgo del costo de los alimentos y la gasolina.

“La cantidad de novillas lecheras debería reducirse” ya que los granjeros crían más vacas para carne, dijo Matt Gould, editor de Dairy Market Analyst.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas