Se trata de unas plantas más modernas que posee la Cooperativa Láctea y con la instalación de las últimas tecnologías.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Como anticipamos, en el día de ayer hubo una nueva reunión que intentó acercar a las partes, pero las posiciones se endurecieron y es incierto el futuro de 120 empleados.

El conflicto se inició este lunes cuando los trabajadores se encontraron con las puertas cerradas al tratar de ingresar a su trabajo. Un cartel informaba que “Debido a no poder asegurar la operatoria productiva por falta de predictibilidad ante el rechazo de la propuesta efectuada por SanCor en audiencia de fecha 28/12/2020, se ha decidido paralizar la actividad de la planta a partir del día de la fecha y hasta nuevo aviso. Consecuentemente, todo el personal quedará encuadrado bajo el régimen de jornada libre”.

Desde la empresa aseguran que si los trabajadores “no se avienen a trabajar en todos los términos que ya aceptó la gran mayoría de la plantilla de empleados, pasarán a jornadas a libre. Eso quiere decir que se paraliza la planta por decisión empresaria”

A partir de la fuerte crisis que atravesó la empresa hace algunos años, se produjo un atraso en los pagos de los salarios. Es por este motivo que la empresa diseñó un plan para ponerse al día y realizar una “recomposición” de los mismos. De hecho, según comentó una fuente interna, la compañía “tiene un plan de recuperación más intenso, ya planteado y comunicado al personal y al sindicato”.

Sin embargo, indicó que “en esta planta en particular (Balnearia) hay un interés porque ese plan de recomposición sea más acelerado. El resto del personal entiende que Sancor viene dando pasos seguros y que en tanto vaya haciendo una recomposición salarial en los términos que están propuestos y a los todos adhieren porque saben el esfuerzo que significa para la empresa y cómo viene cumpliendo” y aseguró que es la única planta en la que se presentó este problema y que, incluso, no todos están de acuerdo.

La voz de los empleados

Los empleados insisten en que no rechazaron la propuesta de la empresa, pero que sí solicitaron que los números se ajusten un poco más a lo que indica el convenio colectivo de trabajo. Si bien hasta el momento el personal de la planta Balnearia estaba desarrollando sus actividades, vienen reclamando el pago de aumentos acordados para todos los trabajadores lácteos que no se vieron reflejados en sus haberes, con un porcentaje que rondaría en sumatoria el 68%, además del pago de bonos.

Los trabajadores indicaron que “la propuesta, como todos sabemos, no es otra cosa que continuar prestando tareas, con suspensiones (jornada libre) cada 15 días, cobrando por semana con atrasos de hasta 40 días, con salarios sin actualizar desde 2019 y con una deuda de la empresa que durante el año 2018 descontó el 15% del sueldo a todo su personal y que jamás reintegró. Es lo que han hecho en todas sus plantas y que hemos sufrido los trabajadores de SanCor en todos estos años”.

Además, los trabajadores reclaman la normalización en el pago de salarios, ya que alegan que SanCor los está pagando con demoras, en medio de una situación financiera compleja que la Cooperativa arrastra desde hace tiempo. Mientras tanto, las negociaciones entre las partes continúan con la actividad de la planta paralizada y es incierto el futuro de los 120 trabajadores.

Es bajo la forma de cambio de management y ajuste en la empresa dado que existe una inhibición judicial. Ya vendió el frigorífico Friar y hay interesados en su negocio de engorde de ganado y en la bodega de Mendoza.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas

Cerrar
*
*
Cerrar
Registre una cuenta
*
*
*
*
*
*
Fuerza de contraseña