Argentina |23 julio, 2019

Productores | Soy Pirulo, el boludo: En todo el mundo se subsidia a los productores, pero acá se los exprime

China y Argentina aparecen cada vez más seguido juntas en las noticias debido a un intercambio comercial y político creciente.

Las dos naciones, sin embargo, aparecen en las antípodas si de lo que se habla es del tratamiento que le dan a sus productores agropecuarios

Los mismo sucede entre la Argentina -que integra el Mercosur- y los países de la Unión Europea (UE). Ambos bloques acaban de firma un ambicioso acuerdo de libre comercio que hará competir a unos contra otros en una supuesta igualdad de condiciones. Pero en el tratamiento que ambos hacen de sus agricultores, también están a las antípodas.

Ni que hablar de los Estados Unidos, especialmente ahora que Donald Trump la ha emprendido en una guerra comercial planetaria y necesita mantener su sólida alianza con su base electoral rural. Allá subsidian a los “farmers” mientras acá sucede todo lo contrario.

Los contrastes de la política agropecuaria argentina frente a la de sus principales socios comerciales aparecen en todos los análisis.

La OCDE (Organización de Cooperación para el Desarrollo Económico), a la que aspira a ingresar la Argentina como socio pleno, analiza este asunto todos conf recuencia y acaba de incorporar por primera vez en el análisis al Pirulo criollo. Analizó el caso argentino y el de otros 52 países.

Acceda al informe de la OCDE en inglés.

Lo que hace la OCDE es medir el apoyo total a la agricultura proporcionado por esos gobiernos y mensurar el impacto que esos aportes tienen sobre la rentabilidad de sus productores. Por ejemplo, si el productor Pirulo facturó 10 pesos en el año, la OCDE calcula cuánto de ese dinero le llegó por los subsidios de su gobierno.

Según el informe más reciente, los 53 países estudiados destinaron 623 mil millones de dólares en promedio en 2016-18, de los cuales alrededor del 70% (445 mil millones) se proporcionaron como “Apoyo a productores”. Allí ingresan los subsidios considerados distorsivos y que ensucian la cancha. Dentro de esos 445 mil millones de dólares anuales están las ayudas que “crean diferencias entre los precios internacionales y los del interior de muchos países”. El Pirulo de los países subdiadores, así, suele cobrar por sus productos más dinero de lo que estos valen en el mercado.

En el promedio global, expresado como una participación en los ingresos agrícolas brutos, este apoyo total a los productores representó el 12,4% en el trienio 2016-18 para todos los países cubiertos. Es decir, de cada 100 pesos facturados por todos los Pirulos terrestres, los Estado le cubrieron 12,4 pesos.

Eso es el promedio global, claro. Porque hay países que subsidian más los ingresos de Pirulo. Y otros que le quitan.

Los porcentajes más elevados de ayuda estatal se registraron en Noruega (62,36% en 2018), Islandia (58,58%) y Corea del Sur (55,14%). Se puede comparar qué sucede en cada bloque o país en esta página, tomando el porcentaje denominado “GFR”

¿Qué sucede en los países con los que más comercia la Argentina?

En el caso de la Unión Europea (UE), el Pirulo gallego, francés o alemán recibió 20% de sus ingresos como ayudas estatales.
El Pirulo chino, por su lado, cobró de las ayudas estatales el 14,3% de sus ingresos.
En el caso del Pirulo yankee, que votó a Trump, el porcentaje de los subsidios sobre su ingreso fue de 12,2%.
En Brasil, que es socio pero también competidor de la Argentina, el Pirulo carioca tiene mucho menos apoyo estatal que los de las potencias. Pero aún así 1,49% del ingreso de los productores corresponde a las ayudas del gobierno.
En el otro extremo está la Argentina, pues aquí ese mismo análisis -realizado por primera vez- arrojó un resultado negativo del 21,2%. ¿Qué quiere decir? Que aquí, a diferencia de lo que sucede en todo el mundo, el Estado le quita recursos a los productores en vez de ayudarlos.

El Pirulo nativo debería llamarse en realidad Pirulo boludo. De una rentabilidad bruta de 100 pesos que genera, básicamente por el impacto de las retenciones, el Estado le quita 21,2 pesos. Suele cobrar ese porcentaje de menso respecto de los valores internacionales de los bienes que produce.

Otros países del mundo que conviven con esta perplejidad y marchan contra la corriente son Vietnam, donde la ecuación cierra 11,5% en contra de los productores y a favor del sector público, y la India, con el 6,5% negativo. Ucrania está casi en equilibrio, con -0,5%.

Nuevamente los pirulos argentinos son los grandes campeones morales. In all thr world.

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

1 Comentario

  • Algo me hace ruido de todo este análisis, o de la forma en que está presentada esta información. La veo descontextualizada. Más parada en la foto que en la película (que hoy es muy dinámica). ¿Qué pasa si se pone todo esto en medio del actual escenario mundial? ¿Hay alguien cómodamente instalado? ¿Cómo les fue a las economías o sectores subsidiados? ¿Puede sostenerse esa situación o está en crisis? ¿Somos los productores argentinos tan boludos (por ser competitivos) y los demás tan vivos (por ser subsidiados)? ¿Quiénes tienen mejores perspectivas?
    Yo preferiría llamar a los nuestros «Pirulos corajudos» (aunque ingenuos y desprolijos), y a los otros… ¡ponele como quieras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas