Aunque el Ministerio de Agricultura reportó un incremento del 3,23% en el precio del litro de leche cruda pagado al productor, el presidente de Fedegán aseguró que es más alta la subida de los costos de producción, 3,6%.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Ordeño con ternero al pie en el Magdalena medio.Foto de Guillermo Rico.

“La producción sigue a pérdida”, esa es la conclusión a la que llegó el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie, respecto al incremento del precio pagado al productor de leche cruda, reportado por el Ministerio de Agricultura.

La subida, de la cual Lafaurie manifiesta su inconformidad, es del 3,23 %, valor inferior al crecimiento de los costos de producción que, según la información de Fedegán, es del 3,6 %.

El Ministerio de Agricultura comunicó que el incremento obedece al resultado de la fórmula establecida en la resolución 017 de 2012 concertada en el Consejo Nacional Lácteo. En este cálculo se tienen presentes factores como la canasta de costo de insumos, precios al consumidor, precios en planta de proceso, mercado externo e inventarios.

De igual forma, la cartera agropecuaria precisó que la aplicación del incremento permanecerá durante los próximos 12 meses, es decir, comenzó a regir desde el 1° de marzo del presente año e irá hasta el 28 de febrero de 2020.

“El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia Pinzón, informó que conjuntamente con el Consejo se están enfilando esfuerzos para la puesta en marcha del ordenamiento de la producción para el sector lechero, estrategia con la cual se espera mejorar la productividad, la rentabilidad y la competitividad de la actividad”, manifestó el Ministerio al agregar que actualmente se trabaja en estrategias para disminuir la informalidad, fomentar el consumo y facilitar el acceso oportuno a financiamiento, entre otras.

Cetosis, la enfermedad que puede representar US$300 por vaca

En el marco de esta noticia, Fedegán dio a conocer este jueves un estudio adelantado por la investigadora Adriana Garzón, quien actualmente cursa una maestría en salud animal en la Universidad Nacional, que habla sobre el impacto económico que genera la cetosis en el sector bovino.

La cetosis es una enfermedad metabólica que impacta al ganado en pérdida de peso, pérdida de apetito y disminución en la producción de leche. Esta condición, según Garzón, puede representar al ganadero pérdidas por US$300 por cada vaca.

“Si las vacas presentan inapetencia, marcada pérdida de peso corporal, heces secas, disminución de la producción de leche, y en algunos casos, signos nerviosos como lametear constantemente y aparente ceguera, eso significa que tiene cetosis clínica”, afirmó la investigadora.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas