El dueño de la granja afirma que no firmó ningún contrato.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
M.DE.L.T

Tino Regueiras, el propietario de una explotación vacuna lechera situada en Aldurfe, en Riotorto, tiró ayer cientos de litros de leche que tenía acumulados en su tanque tras un problema con una empresa láctea y no tener ahora servicio de recogida de leche.

Los hechos se remontan al mes de marzo, cuando contactó con él el supuesto jefe de compras de una industria láctea asturiana y con el que acordó vía telefónica que la vendería la producción láctea de su explotación a un precio de 30 céntimos. «Empezou a recoller o leite o día 15 de marzo e pasados uns vinte días do acordo telefónico, púxose en contacto comigo para firmar o contrato. Díxenlle que non estaba na zona e quedou en volver a chamarme para vernos e asinar o acordado», manifestó este ganadero.

Siguiendo el relato del denunciante, el pasado día 18 de mayo, recibió un documento acreditativo de la recogida y pago de la leche producida en su explotación en el abril, donde observó que la leche se la pagaron a 25 céntimos el litro. «Chamei a industria e mostrei a miña desconformidade pola baixada do prezo e comunicáronme que o solucionarían ao mes seguinte. Díxenlles que non estaba conforme coa situación e que non volveran a recoller mais leite da explotación», afirma Tino, que posteriormente llamó a otra empresa láctea para que le recogiese su producción. «Esta, estivo recollendo leite durante dous días pero este martes chamáronme de dita empresa para comunicarme que non poden seguir recollendome a leite por ter un contrato con outra empresa», indica.

Según explica el afectado, su abogado realizó una llamada a la empresa láctea que en un primer momento recogía la leche para mediar un acuerdo entre las partes y estos le comunicaron que no rescindirían el contrato, que tenían un documento del acuerdo encima de la mesa y lo mantenían en vigor. «Eu non asinei ningún contrato. O acordo foi verbal e vía telefónica», insiste el ganadero.

El afectado envió un escrito al juzgado para que adoptase medidas cautelares urgentes para que autorice a la segunda empresa a recoger su leche.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas