Durante el último fin de semana, una fuerte tormenta se registró en la provincia de Córdoba, fenómeno que estuvo acompañado por abundante agua y principalmente por fuerte actividad eléctrica.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tal fue la magnitud de la tormenta que la caída de un rayo provocó la muerte de más de 15 vacas que estaban en un tambo de la localidad cordobesa de Morteros, ubicada en el noroeste provincial, a más de 200 kilómetros de la ciudad de Córdoba.

Mario Garnero, el productor rural afectado relató: “Se necesitaba el agua en la zona. Lástima que vino acompañada de unos rayos. Hubo muchos cortes de luz y lo más grave fue la muerte de los animales. Había contado como 10 o 12 vacas, pero no sé el total”.

Se estima que fueron 20 las vacas fallecidas alcanzadas por el rayo, una pérdida estimada en 4 millones de pesos.

“Estábamos con amigos comiendo en el campo y pasó lo que pasó. La naturaleza es así, al que le toca le toca. Había 60 vaquillonas y mató 20?. “Es muy raro que suceda esto, pero siempre hay una primera vez”, sostuvo el damnificado quien aclaró que su campo no tiene un pararrayos y cree que un alambrado pudo haber actuado como conductor de la electricidad.

EXPLICACIÓN CIENTÍFICA

La descarga eléctrica de un rayo se produce a una velocidad estimada en 115 millones de kilómetros por hora. Y así como puede hacer destrozos y cobrarse vidas humanas en una playa, por ejemplo, también puede matar decenas de vacas en un campo por la corriente eléctrica que transporta.

Además, los rayos pueden viajar tanto adelante como atrás de una tormenta eléctrica, por lo que un rayo puede caer antes o después de la lluvia y también puede caer varias veces en un mismo lugar. En la Argentina se han reportado varios casos de animales que han muerto a causa de ser alcanzados por un rayo.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas