El tamaño medio de las explotaciones oscila entre 13 y 41 cabezas | Lalín aglutina un tercio de las productoras de leche | Destaca un ligero incremento del ganado dedicado a carne en la mayor parte de los municipios.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Sección de uno de los concursos del certamen ganadero lalinense. | // BERNABÉ

Más de un millar de explotaciones vacuno echaron el cierre en las comarcas en la última década, circunstancia que se reproduce en todos sus municipios. La permanente crisis del sector ya abocado a muchos ganaderos a cesar en su actividad, fenómeno que se agrava con la falta de relevo generacional en el agro. Galicia, pese a ser la décima región europea productora de leche –curiosamente la primera es la irlandesa de Southern– es donde este alimento menos se paga. En nuestra comunidad autónoma es donde menos se paga a los productores por este alimento y el pasado junio, con 32,48 céntimos el litro, marcó la cotización más baja de lo que llevamos de año.

¿A qué se debe esta situación? Una de las conclusiones de la Estratexia de Dinamización do Sector Lácteo Galego 2020-2025 elaborada por la Consellería de Medio Rural apunta a que según los datos del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) las explotaciones gallegas produjeron 2,8 toneladas de leche en 2019, que representan el 38,6% de todo el volumen estatal. Las debilidades surgen, según este informe, por carencias del tejido industrial especializado en derivados simples de escaso valor añadido orientados al mercado español “y la incapacidad de transformar en Galicia toda la leche que se produce, cuestiones que explican en buena parte los bajos precios que reciben los ganaderos gallegos por la leche”.

Volviendo al caso que nos ocupa, en un territorio donde este sector es fundamental en su economía, el pasado año arrancó con un total de 3.165 explotaciones de vacuno, que son exactamente 1.069 menos que hace una década. Las granjas están ocupadas por 85.224 bovinos de todo tipo (1.444 menos), de los que 49.450 son vacas productoras de leche (2.234 menos). Un tercio de los animales de ordeño corresponden a Lalín, donde se concentran 12.342, seguido de Rodeiro (7.205), Silleda (6.661) y Vila de Cruces (2.503). Teniendo en cuenta el cierre de más de un millar de explotaciones, el censo de reses debería caer mucho más, aunque esto nos lleva a pesar que las granjas tienen un mayor tamaño. La media de bovinos totales por explotación oscila entre las 13 cabezas en A Estrada y 41 en Dozón. En Lalín son 36, Silleda (29), Rodeiro (40), Agolada (24), Forcarei (22) y una decena en Cerdedo-Cotobade.

La capital dezana se mantiene como el municipio con más granjas, 749, pese a perder 206 en diez años. En Silleda son 444 (-152), Vila de Cruces conserva 347 (-112) y en Rodeiro hay 367 (-72). Las 225 agoladesas son 58 menos y un total de 157 constan según los registros de la Xunta en Dozón (-42). A Estrada mantiene 499, que son 293 menos, y 181 Forcarei (-79). 56 cerraron en Cerdedo-Cotobade y 196 son las que aguantan.

Mientras el vacuno de leche se reduce, el dedicado a la producción de carne cobra más protagonismo y totaliza 12.730 cabezas. Lalín, Agolada y Rodeiro son los concellos donde este segmento del mercado tiene mayor relevancia.

La subasta de frisón en Feiradeza alcanza una nueva dimensión y reunirá cerca de 30 vacas

El Concello de Lalín prepara una edición del certamen ganadero Feiradeza que poco tiene que ver con las celebradas con anterioridad. El evento mantiene su estructura como escaparate del ganado frisón, pero incorpora algunas novedades que buscan acercar el sector a toda la población e ir más allá de un formato de concursos para premiar a las mejores ganaderías y ejemplares de la zona. La subasta de ganado cobra una nueva dimensión y serán cerca de una treintena los animales por los que se podrá pujar a partir de las 16.00 horas del domingo día 12. Son vacas o terneras procedentes de explotaciones gallegas (Mazaricos, Toques, Trazo, Mesía o Santa Comba) y una docena procedentes de la Finca Mouriscade de la Diputación. También se esperan tres de una ganadería de la parroquia de Cercio. Son ejemplares de entre uno y tres años.

El responsable municipal de Agricultura, Avelino Souto, afirma que se buscó una subasta con animales de contrastada calidad genética que con toda seguridad encontrarán comprador. Calcula, muy por encima y a expensas de lo que pueda acontecer en esta convocatoria, que las reses que saldrán a la pista de Lalín Arena se comercializarán por entre 1.800 y 9.000 euros. Además, explica que por ejemplo una novilla de la puja ya parte con un contrato por valor de 4.000 euros en embriones. Su propietario puede garantizarse este volumen económico por la producción de embriones, que en este caso son ocho los pactados previamente. “Pasamos de apostar por animales denominados más o menos comerciales a una subasta de élite con catálogo único y vacas valoradas por genética de índice, de tipo o de ordeño”. Cmp Saturn Hall, que pertenece a una de las mejores familias a nivel internacional “ HUE” y descendiente directa de Cookiecutter Mon Hue (vendida por 200.000 dólares en 2012 en Canadá) es una de las vacas que acudirá a la subasta. Souto indica que, a diferencia de otros países (con Estados Unidos a la cabeza) en España el mercado de la genética se ciñe básicamente a su fronteras territoriales. Por eso aquí es impensable que una vaca pueda alcanzar el millón de dólares como KHW Regiment Apple-Red-ET, un ejemplar Holstein. Regancrest S Chassity ET es otra de los “Aston Martin” y otras que difícilmente recalarán en nuestro mercado por las razones descritas.

Razas autóctonas en la Semana Verde

La 43ª Feria Internacional Semana Verde de Galicia, que se celebra este fin de semana en Silleda, vuelve a contar con las razas autóctonas gallegas tanto en su exposición como en su programa de actividades. En cuanto a las razas autóctonas de Galicia en peligro de extinción, estarán presentes en la feria de mano de la Federación de Razas Autóctonas de Galicia (BOAGA) y también de la Asociación de Criadores de la Raza Porcina Celta (Asoporcel), la Asociación de Criadores de Cabalo de Pura Raza Galega (Puraga) y la Asociación Pura Raza Cabalo Galego. En el área ganadera de Semana Verde contarán con una completa muestra de animales. Así, serán 50 los ejemplares de las bovinas Cachena, Caldelá, Frieiresa, Limiá y Vianesa, algo más de 100 de Porco Celta, 30 de la Cabra y Ovella Galegas, siete de Cabalo de Pura Raza Galega y también 500 de Galiña de Mos, tanto con ejemplares adultos como pollitos. Además, de esta última raza habrá un mercado de aves vivas en el que participarán varios productores de Avimós. El certamen también incluirá la actividad O Cabalo de Pura Raza Galega, doma e morfoloxía. A Nosa Raza, ofrecido por la Asociación Pura Raza Cabalo Galego, el cual consistirá en tres pases con presentación y doma de ejemplares de esta raza. Por otra parte, respecto a la Raza Rubia Galega, protagonizará en esta ocasión una exposición más amplia de los habitual, compuesta por 25 animales, entre los que además de un toro, se mostrarán vacas, novillas y terneras.

La cocina de Diego López

Las razas autóctonas también estarán presentes en el 24º salón de Alimentación del Atlántico. Participarán 15 productores de las razas en peligro de extinción Asimismo, estarán con stand Asoporcel y Boaga. A ello se sumarán varios showcookings centrados en el potro de Cabalo de Pura Raza Galega. Estará presente con stand la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza Rubia Galega (Acruga), que organizará un showcooking centrado en esta raza a cargo del cocinero Diego López, del restaurante La Molinera de Lalín.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas