Unos 20 trabajadores bloquean desde el lunes el acceso a la fábrica Mayol y alertaron que debieron tirar 10.000 litros de leche que no pudieron procesar.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Piden que se libere el bloqueo y que interceda el Estado.

Esta mañana habitantes del pueblo de Udaondo, partido de Cañuelas, se concentró en la entrada a la localidad bonaerense para apoyar a la empresa Lácteos Mayol, fundada en el pueblo en 1936, que sufre un bloqueo por parte de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA) desde el lunes e impide el funcionamiento de la planta.
Vecinos de Udaondo junto con representantes de las sociedades rurales de Brandsen, Navarro, San Miguel del Monte, San Vicente y Ranchos hicieron un corte intermitente de la ruta para exigir la intervención del Estado y el cese del bloqueo gremial, según indicaron fuentes locales.
Unos 20 trabajadores bloquean desde el lunes pasado el acceso a la fábrica láctea Mayol. Desde la empresa especializada en la elaboración de quesos y dulce de leche advierten que por la acción gremial tuvieron que tirar unos 10 mil litros de leche que no pudieron procesar.
Por un lado, desde la empresa fundada en 1936 aseguran que se trata de una exigencia para que todos los empleados se afilien al Sindicato Lechero de ATILRA, de General Rodriguez.
Del otro lado la información es diferente: cuentan que el corte se debe a un reclamo por salarios atrasados y por la falta de pago de las cargas sociales.
Según cuenta el sitio InfoCañuelas, el reclamo del gremio es que los 13 empleados de la planta sean recategorizados e incorporados como afiliados de ATILRA. Desde la fábrica sostienen que ese convenio está pensando para las grandes empresas lácteas, como La Serenísima, pero que resulta inaplicable en una pyme familiar como la de Udaondo, que procesa alrededor de 11 mil litros diarios.
En un comunicado de la la Sociedad Rural de Cañuelas, en el que se solidarizan con la empresa y sus trabajadores, afirman que la fábrica está en riesgo: “Ponen en peligro la continuidad de una pequeña empresa familiar que desde 1936 genera trabajo y riqueza para los argentinos”.
Y continúa: “Estamos a favor del trabajo en blanco, la producción y las condiciones que faciliten las inversiones productivas. Reflexionemos sobre quienes se benefician y perjudican con este tipo de acciones y sobre el país que queremos”, cierra el texto.


Por el lado del sindicato también se expresaron al respecto en sus redes sociales: “La patronal se niega a regularizar el pago de sus salarios y las cargas sociales. Exigimos que cumplan con lo que por derecho le corresponde a los trabajadores, dijeron desde la cuenta de Atilra.
Y más tarde volvieron a publicar otro mensaje: “A pesar de los aprietes y las operetas difamatorias seguimos resistiendo en Cañuelas juntos a los compañeros de #Lacteos Mayol. No nos van a callar, los trabajadores organizados venceremos. Unidad, solidaridad y lucha”.
La Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (APYMEL) repudió las acciones de violencia ejercidas contra Lácteos Mayol. “Como entidad representativa de las Pymes lácteas entendemos el ejercicio del derecho de huelga, pero de ninguna manera el ejercicio de este derecho implica o habilita las acciones vandálicas contra la propiedad o las personas tanto de la empresa como de sus titulares”, dijo el comunicado de la organización.
Según Apymel, la medida de fuerza que se lleva a cabo desde el lunes, pone en vilo de continuidad una empresa Pyme Familiar de 80 años de la zona de Cañuelas poniendo en riesgo las fuentes de trabajo de los trabajadores, así como también la afectación de la economía del pueblo donde está asentada.
“La industria láctea no puede parar. La materia prima, la leche, se obtiene de la vaca todos los días generando la consiguiente necesidad de su industrialización para su posterior comercialización. Si ello no ocurre, la leche se debe derramar.
En este sentido, exhortan a que las autoridades de la cartera laboral haga lugar a la medida de acción directa solicitada por la empresa a fin de que en ese marco pueda arribarse a una solución pacífica y acordada.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas