El gigante minorista de alimentos Coles está ofreciendo contratos a tres años a los productores lecheros con precios por encima de los que ofrecen Fonterra o Saputo.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Australian supermarket giant Coles is directly buying milk from farmers at a higher price than offered by processors like Fonterra.

Un competidor impensado les está creciendo a las industrias lácteas tradicionales de Australia, un supermercado que está imponiendo como política de compras un modelo de abastecimiento directo con los productores está acaparando leche en las ofertas para la nueva temporada.

En el país de los canguros se ha implementado un Código Lácteo que obliga a los procesadores a presentar antes de que se inicie cada campaña productiva las condiciones de contratación que ofrece en las diferentes regiones, claro, la inflación no es un problema por allá.

Con esta oferta pública, los productores primarios pueden optar por cambiar de industria y firmar contratos que tienen un año como plazo mínimo y es regulado por la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores que sirve además como árbitro en caso de que surja alguna disputa.

El plazo para la firma de contratos de la próxima campaña vence el 30 de este mes, y hace una semana que las empresas comenzaron a ofrecer contratos con precios mínimos garantizados por sólidos.

Y para sorpresa de muchos, Coles abrió la oferta con un precio de 7,19 / kgMS dólares australianos para contratos de tres años, muy por encima de los 6,55 / kgMS de Fonterra o los 6,85 / kgMS de Saputo que fueron publicados en el día de ayer cuando habían comenzado más baja aún.

Estos precios de apertura posicionaron al minorista como un gran acaparador de leche, con una estrategia que nació en 2019 pero que crece año tras año. Durante la campaña que está terminando Coles contrató directamente con 60 granjas lecheras, para el próximo año espera llegar a más de 100 proveedores directos que le garanticen 400 millones de litros.

¿Cómo hace Coles para sostener ese precio?

Su modelo de negocios es amplio, y además de los productores primarios incluye a procesadores y a sus clientes también. Este modelo comenzó con una interpelación a sus clientes sobre si estaban de acuerdo con que el precio final incluya una buena retribución al productor primario, en base a eso se calcula el precio final en góndola, que incluye, obviamente, la parte que se lleva la industria procesa y embotella esa leche.

La fuerte pelea que Coles ha lanzado por la leche cruda tiene además un componente adicional, este año espera lanzar un queso con marca propia, para de esta forma ampliar su cartera de lácteos.

Fonterra y Royal DSM han firmado un acuerdo de colaboración para acelerar la transición a una agricultura con menos emisiones de metano.

Te puede interesar

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas

Cerrar
*
*
Cerrar
Registre una cuenta
*
*
*
*
*
*
Fuerza de contraseña