Pretende batir el récord actual, en posesión de un australiano que cocinó una pizza con 154 tipos de queso.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La pizza con 257 variedades de quesos. Foto: Déliss' Pizza

Hay récord Guinness en todos los ámbitos, pero el que te traemos hoy hará que te relamas de gusto y, si no eres intolerante a la lactosa, estés deseando probarlo. Se trata de una pizza récord recubierta con 257 variedades de queso.
El responsable de esta obra de arte culinaria no es ni Dabiz Muñoz ni Ferrán Adríá ni Chicote, sino que es el dueño de una pequeña pizzería en Lyon (Francia), que construyó esta creación, según confiesa, con la intención expresa de batir el récord mundial, que ostentaba el australiano Johnny Di Francesco, que hizo una pizza con 154 tipos diferentes de queso.
Benedict Bruel, nuestro pizzero, tiró de orgullo nacional a la hora de idear esta pizza quesera. Pensaba que siendo Francia el país del queso, lo justo es que el récord a la pizza con más queso lo ostentara alguien del país galo. “Me dije a mí mismo que nosotros, los franceses, siendo el país del queso, podríamos poner fácilmente 100 más (el récord estaba en 154 tipos de queso)… Ya ni siquiera podíamos ver la salsa de tomate”, señala en declaraciones recogidas por LAD Bible.
Más de 2 horas de preparación
Eso sí, no valía cualquier tamaño, el Guinness World Records estipula una serie de requisitos que, obviamente, complicaban la hazaña. Así, la pizza no debía medir más de 30 centímetros de ancho y debía tener al menos de dos a cuatro gramos de cada tipo de queso. “Me dije a mí mismo que nosotros, los franceses, siendo el país del queso, podríamos poner fácilmente 100 variedades más” No obstante, a pesar de ser un país famoso por sus quesos, encontrar 257 variedades no le fue sencillo a Bruel.
Después de visitar numerosos supermercados (“La gente se reía cuando iba a la caja varias veces con lotes de 60 quesos”), el chef remató su colección de quesos con visitas a las Beaujolais y Mornant, famosos enclaves queseros, gastando un total de casi 870 euros. En cuanto a la preparación, le supuso más de dos horas de trabajo, aunque la mayoría del tiempo lo empleó en abrir los quesos. Preguntado por el sabor, Bruel defiende su creación: “la gente piensa que es repugnante, pero no lo es. Es una pizza hecha para varias personas, una pequeña porción es suficiente para apreciarla. Para el aperitivo, es perfecta”.

Desde Guinness World Records han confirmado la recepción de la solicitud de Bruel, aunque están pendientes de verificar el récord. “Actualmente estamos pendientes de las pruebas del solicitante. Una vez que las hayamos recibido, nuestro equipo de registros comenzará a investigar si el intento ha cumplido con las directrices y ha logrado el récord”, señalan desde la organización.
Mientras tanto, Bruel planea crear más unidades de la “pizza de 257 quesos”, ya que todavía le queda mucho queso sobrante de cada variedad. “Todavía hay suficiente para hacer treinta pizzas como esta”, concluye el pizzero francés.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas