La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha denuncia que los contratos que se ofrece a los ganaderos de ovino y caprino de leche para el mes de abril están, una vez más, por debajo de los costes de producción e incumplen la Ley de la Cadena Alimentaria.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

UPA señala que la situación, lejos de relajarse, se ha visto agravada por la continuada subida de costes en 2022 y el paro del transporte. En este contexto, la organización agro-ganadera pide una respuesta de los industriales a “las llamadas de auxilio” de muchos ganaderos de ovino y caprino de leche.

Denuncian que grandes empresas, entre ellas García Baquero, han firmado con explotaciones familiares contratos, en enero y febrero, por debajo de lo que cuesta producir. Elisa Fernández, secretaria provincial de UPA en Toledo.

Además, en estos momentos hay ganaderos sin contrato, a algunos se le ha ofrecido un precio verbal a la baja, y para el próximo mes de abril se les proponen unas condiciones todavía peores. Cantidades que no cubren los costes de producción e incumplen la ley de la cadena alimentaria.

Fernández, explica que la situación va más allá, porque existen cláusulas en los contratos que “declaran que el precio pactado cubre sus costes de producción” y que los ganaderos se sienten en la obligación de firmar, bajo la amenaza de la no recogida de la leche. Desde UPA consideran esta situación una “broma de mal gusto” y un “timo en toda regla”.

Frente a uno de los peores momentos para este sector, los ganaderos exigen un mínimo de responsabilidad y sensibilidad con un colectivo que ve cómo su trabajo vale cada día menos dinero, a pesar de que el producto final en las estanterías cuesta mucho más al consumidor.

Este tipo de comportamientos, afirma UPA, no son éticos, ni legales.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas