Las bajas más pronunciadas fueron en leches refrigeradas, no refrigeradas y en polvo.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Producción de leche. | CEDOC

El Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA) informó que en el primer semestre de 2021 se registraron caídas de 7,9% en volumen de productos y 4,2% en litros de leche equivalentes respecto a igual período del año anterior.

Los datos surgen del Panel de industrias lácteas establecido a partir del relevamiento coyuntural de la Resolución 230/16 e información histórica de la Resolución 7/14, ambas de la SAGyP.

La OCLA destaca una baja importante en leches fluidas y en leches en polvo, así como un crecimiento en casi todos los productos que presentaron fuertes bajas en 2020(postres, leches saborizadas y otros quesos (base muy baja de comparación), debido a los retrasos de precios que se dieron hasta principios de año (precios máximos y precios cuidados).

La Resolución 230 captura entre el 80 y 90% de las ventas totales, quedando fuera ventas que posiblemente puedan tener un comportamiento inverso al descrito en el cuadro. La OCLA aclara que en escenarios como el actual donde hay un fuerte deterioro de los ingresos reales de la población, hacen que proliferen las “ventas informales” que obviamente ninguna estadística puede registrar.

1

En cuanto a la evolución de ventas (en miles de litros) del período enero-junio de cada año de leche fluida (refrigeradas y no refrigeradas), se onbserva un crecimiento en participación de las leches no refrigeradas en detrimento de las leches refrigeradas, además que la fuerte caída de este año es producto de comparar con una base alta del año pasado donde hay efectos del fenómeno “pandemia/cuarentena”. Una situación similar ocurre para las leches en polvo tanto enteras como descremadas.

Tendencia

Según la OCLA las ventas y por ende el consumo, presentan en los últimos años una tendencia a la baja en general y una primarización del mismo (productos más básicos: leches fluidas no refrigeradas, quesos de pasta blanda y yogures bebibles de litro) en detrimento de aquellos productos de mayor valor agregado y por ende económico que obviamente afectan el mix de ventas de la cadena de valor láctea.

2

Para el Observatorio, “esta situación sin duda se da por un fuerte deterioro de los niveles de ingresos reales, fundamentalmente de los segmentos medios de la pirámide de ingresos, lo cual al margen de reducir el volumen de consumo, afecta el valor del mix de ventas haciendo que se facture un menor valor en las ventas internas”.

LM

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas