La cuarentena vigente en Argentina impidió que empresarios argentinos, propietarios de una importante industria láctea, pudieran llegar a Paysandú y ver las condiciones de las plantas de la ex Pili.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Eso no fue impedimento para que mediante una videollamada tomaran el primer contacto visual de la planta que hace más de año y medio permanece cerrada, y que solamente es custodiada por una cooperativa formada por exfuncionarios que integran Osepi, informó el diario sanducero El Telégrafo.
Tras el contacto con el celular de uno de los contadores, Franco Aguilar, encargado de mantenimiento de la antigua Pili, tomó el dispositivo y comenzó a recorrer la planta. Tras ellos, el diputado Nicolás Olivera, junto a varios integrantes de la cooperativa formada por Osepi, seguían de cerca la explicación de detalles del funcionamiento de la planta.
Se trata de un grupo del sector muy interesado por la exindustria sanducera, que elabora quesos, manteca, leche y derivados. Se analiza como una de las primeras posibilidades, que se traiga la leche desde Argentina, “pero están muy entusiasmados en reactivar la cuenca lechera, que ha quedado un poco de lado por esta situación, pero parte del proyecto de los empresarios argentinos es el fortalecimiento de la cuenca”, afirmó a EL Telégrafo el contador Diego Vuille. Este, junto a su hermano Federico (también contador) están trabajando hace tiempo para conseguir inversores en nuestro país y sacar adelante en especial el proyecto de la ex Pili para Paysandú.
“En el estudio, desde hace dos años que venimos manteniendo salidas al exterior (Argentina, Chile, Brasil y demás), para mostrar Uruguay y las ventajas que el país tiene desde el punto de vista tributario, la seguridad jurídica, libertad cambiaria y demás”, precisó Vuille.
Desde el momento que Pili fue a concurso, “reflotar esta industria ha sido el objetivo prioritario para todo Paysandú y el país”, resaltó el diputado Nicolás Olivera. “Hoy estamos con la gente de un estudio y que por suerte son sanduceros, con quienes nos contactamos, sabiendo que han salido para prestar asesoramiento y conseguir inversiones para Uruguay”, dijo. Luis Gil, integrante de la cooperativa conformada por exfuncionarios de Pili, sostuvo que “es la primera vez que aparece alguien interesado por la planta y que pretende conocerla. Es una reapertura que hace varios meses venimos esperando”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas